Los hosteleros alaveses han perdido este año el 45% de su facturación

El 30% aún no ha cobrado las ayudas públicas de la primera oleada de la pandemia

12.11.2020 | 11:19
Un hostelero preparando la terraza de un bar en Vitoria

Las hosteleros de Álava han perdido en lo que va de año el 45% de su facturación, mientras el 30% aún no ha cobrado las ayudas públicas articuladas en la primera oleada de la pandemia, por lo que acceder a este dinero es "una prioridad" para el sector ahora que se ha vuelto a ordenar su cierre.

La Asociación de Empresarios de Comercio y Servicios de Álava, Aenkomer, ha realizado una encuesta entre más de 100 hosteleros, en la que concluye que el 60 % de ellos ha visto reducidas sus ventas en más de un 40% desde que en marzo se decretó el estado de alarma.

En un 15,1% de los casos la facturación ha caído entre el 30 y 40% y en el 13,7% restante el descenso oscila entre el 20 y el 30%. De esta manera, la reducción media de las ventas se cifra en el 45%.

Esta situación ha llevado al 41,3% de los hosteleros a pedir financiación y la cantidad media solicitada ha sido de 55.000 euros. Además, advierte Aenkomer, otro 28% necesitará acudir a esta vía en los próximos meses.

La mayoría de los negocios, el 76 %, ha tenido que acudir a un ERTE y todos han tratado de "ajustar" sus gastos fijos, sobre todo el alquiler por ser el de mayor cuantía. Al menos el 60% ha llegado a acuerdos con los propietarios de los locales, tanto para rebajar el precio de la renta como para condonar su pago en los meses en que estuvieron cerrados.

Ante las dificultades creadas por la pandemia casi un tercio de los negocios (29,3%) ha buscado una nueva vía de negocio en el servicio de entrega a domicilio o recogida en local, una alternativa que "ha tenido una buena acogida", aunque supone una fuente de ingresos "pequeña".

El 73,3% han pedido ayudas a las distintas administraciones y aunque el 65% de estas peticiones se han resuelto favorablemente, en este momento más del 30% de los expedientes de la primera oleada están pendientes de abonarse.

Por ello el presidente de Aenkomer, Jon Andoni Aspuru, ha pedido al Gobierno Vasco "rapidez en la tramitación y cobro" de las nuevas ayudas directas de hasta 4.000 euros por negocio, que serán un "balón de oxígeno" ante "el estado de escasa resistencia en el que se encuentra actualmente el sector".

Ha reclamado asimismo que se liquide ya el citado 30% de ayudas pendientes y que se permita el reparto a domicilio después de las 21.00 horas, una limitación horaria que no existía en el confinamiento de primavera y que "limita" las posibilidades de negocio.