Programa Lehiatu Ardoa

Ayudas para la promoción de los vinos alaveses

Se trata del programa Lehiatu Ardoa, que apoya las acciones promocionales realizadas en 2020 para hacer frente a las consecuencias de la pandemia

04.11.2020 | 01:06
Varias botellas de vino en el Uztaberri Eguna.

Vitoria – Con el fin de apoyar al sector en unos momentos muy difíciles a causa de la pandemia y sus consecuencias, el Gobierno Vasco ha convocado ayudas a las entidades vinícolas del País Vasco a través del Programa Lehiatu Ardoa, que respaldará los vinos con Denominación de Origen protegida, como los Riojas o el Txakoli, así como los vinos con indicación geográfica protegida o los vinos en los que se indique la variedad o variedades de uva de vinificación.

Los beneficiarios de estas ayudas serán, siempre que tengan su sede social y domicilio fiscal en la Comunidad Autónoma del País Vasco, las empresas vinícolas que cuenten con un establecimiento activo en el Registro de Industrias Agrarias y Alimentarias del País Vasco; los órganos de gestión de las denominaciones de origen Getariako Txakolina, Bizkaiako Txakolina y Arabako Txakolina; las asociaciones temporales o permanentes de productores que tengan entre sus fines el desarrollo de iniciativas en materia de promoción y comercialización del vino, como sería el caso de ABRA; o los consorcios de exportación que tengan una personalidad jurídica propia e independiente de las empresas o entidades que lo integran; que esté formado por, al menos, tres empresas o entidades y que al menos los 2/3 de las empresas que forman el consorcio se encuentren inscritas en el Registro de Industrias Agrarias y Alimentarias de la Comunidad Autónoma del País Vasco, como sería ARAEX.

Podrán acogerse a esta convocatoria de ayudas las actividades que se desarrollen en su totalidad el año 2020. Estas actividades son la participación como expositor o expositora en ferias o certámenes comerciales de carácter profesional e internacional, con el fin de desarrollar las actividades comerciales mediante la presentación de sus productos a través de la instalación de stands individuales o compartidos; la asistencia a ferias, consistentes en visitas realizadas por la persona solicitante a ferias de carácter profesional e internacional; las misiones directas y la presentación de productos en mercados exteriores al Estado con el objetivo de incrementar las relaciones comerciales y la exportación de sus productos a ese mercado exterior; las misiones inversas, consistentes en la invitación a personas compradoras o prescriptoras extranjeras para que visiten a las empresas en sus establecimientos productivos, realizadas exclusivamente en la Comunidad Autónoma de Euskadi; las actividades puntuales y específicas de promoción en punto de venta exclusivamente en mercados exteriores al Estado, y los catálogos y materiales audiovisuales, realizados al menos en un idioma extranjero.

Para los gastos de desplazamiento, alojamiento y manutención, en cada una de las actividades, el importe global máximo por áreas geográficas será de 1.000 euros en viajes por Euskadi o resto del Estado; 1.500 euros para Europa y 2.500 para América, Asia y Oceanía.

La normativa establece que queda excluida de ser subvencionada la participación en ferias donde exista un stand del Departamento promotor de la presente convocatoria o Cámaras de Comercio Industria y Navegación, u organismos que apoyen financieramente a las empresas en el comercio exterior, y donde se haya ofertado espacio ferial a las empresas vascas. Dicha exclusión no afectará a las empresas que habiendo solicitado dicho espacio a las entidades anteriormente citadas no hayan podido ser atendidas en sus peticiones.

Bodega

Cambios en

Torre de Oña

Alejandro López. Tras casi dos años en La Rioja Alta, el vitoriano Alejandro López ha sido puesto al frente del departamento enológico en Torre de Oña, ubicada en Páganos (Rioja Alavesa) y Áster (Ribera del Duero) permaneciendo integrado dentro del equipo técnico del grupo bodeguero dirigido por Julio Sáenz. En Torre de Oña, el enólogo considera que "nuestro desafío es manejar su complejo puzle de suelos, adaptándonos a cada zona del viñedo, un trabajo desarrollado todos estos años por Julio Sáenz con resultados muy positivos y con frutos como Finca Martelo". En Áster, López se ha fijado el objetivo de "reforzar el posicionamiento de Finca El Otero".