Suso destaca que la sociedad rechaza los actos vandálicos

El presidente del ABB considera complicado saber quién está detrás de ellos

03.11.2020 | 01:11
Ertzainas vigilando este sábado la Virgen Blanca. Foto: Pilar Barco

VITORIA – El presidente del Araba Buru Batzar (ABB), José Antonio Suso, considera complicado saber quién está detrás de los actos vandálicos producidos este fin de semana en diferentes localidades vascas, incluida Vitoria. "Es fácil convocar a través de las redes sociales este tipo de actos que secundan un grupo muy reducido de personas antisistema que aprovechan la situación de pandemia para hacer lo de siempre. La mayor parte de la sociedad rechaza estas manifestaciones. Es consciente de la dureza de la situación y de que va para largo", señaló ayer Suso en una entrevista concedida a Radio Vitoria.

A su juicio, cabe esperar que las medidas adoptadas hasta el momento sirvan para aplanar la curva ascendente de la pandemia de estos últimos días. "Antes de llegar a un confinamiento similar al de marzo-abril se estudia adoptar otro tipo de medidas con las que se pueda conjugar un equilibrio entre la parte sanitaria, la económica y la social", destaca.

Preocupado por la situación de la hostelería, resalta que "todas las instituciones están poniendo su grano de arena para mantener al sector. Seguro que a las medidas aplicadas desde marzo se incorporarán en breve otras que compensen la bajada de rentabilidad".

Respecto al reparto de las ayudas europeas, el presidente del ABB se muestra convencido de que "Álava se beneficiará de una proporción de los fondos europeos seguramente por encima del coeficiente que nos otorga nuestro volumen de población y nuestro volumen económico".

En cuanto al anuncio de la incorporación de un impuesto al gasoil contemplado en el proyecto presupuestario de Madrid, el presidente del ABB asegura que "los perjuicios que acarrea al sector automovilístico es mayor que los beneficios que reportará a las arcas del Estado". Coincide en que debe haber una transición energética , pero debe realizarse con "cadencia". "Hay que tener alternativas antes de expulsar este tipo de producción", subraya.