Hacia el descanso eterno

La Catedral Nueva de Vitoria estrena el primer columbario de toda Álava

La cripta acogerá un espacio destinado a depositar las cenizas de hasta 300 personas

29.10.2020 | 09:49
El obispo de Vitoria, Juan Carlos Elizalde, en el 50 aniversario de la consagración de la Catedral Nueva.

VITORIA. En el marco de la festividad de Todos los Santos y Día de los
Fieles Difuntos, 1 y 2 de noviembre respectivamente, la Iglesia de Vitoria da a conocer la
apertura por primera vez en Álava de un columbario, esto es, un lugar señalado
específicamente para guardar en una urna y poder visitar las cenizas de una persona
fallecida.

Así, desde la próxima semana se pone a disposición de todo aquel que lo
demande un lugar destinado a depositar las cenizas de sus seres queridos y que estará
ubicado en la Catedral de María Inmaculada, Madre de la Iglesia. El obispo de Vitoria,
Juan Carlos Elizalde, bendecirá este domingo 1 de noviembre –festividad de Todos los
Santos– a las 13.30 horas, tras la misa de las 12.30 horas, este nuevo emplazamiento para que los
restos crematorios de los difuntos puedan ser depositados en un lugar sagrado en pleno
centro de la ciudad.

Este columbario, iniciado por petición popular en dialogo con el equipo sacerdotal de la
Catedral, se ha construido en la cripta de este templo en un sitio que originalmente se
ideó hace más de un siglo para ser el lugar reservado al enterramiento de los obispos de
Vitoria, que actualmente son depositados en la Catedral Vieja de Santa María, en lo alto
del Casco Viejo de la ciudad.

Pero desde este noviembre, tras un estudio y su adaptación
con unas obras que empezaron tras el verano, quien quiera podrá reservar un espacio
entre los 95 huecos para depositar las urnas con las cenizas en la cripta de la Catedral
Nueva.

Así, todo el que quiera podrá pedir información para alquilar estas sepulturas por
plazos de 30 años, prorrogable en el tiempo. Cada uno de estos pequeños nichos de
forma cuadrada situada en una zona amplia, en el lateral del altar, tiene dos modalidades
de espacio pudiendo albergar 3 o 6 urnas por hueco, dependiendo del que se escoja, lo
que daría un espacio total de hasta 300 urnas.

Además de estos, se ha reservado un área comunitaria para depositar las cenizas de las personas que no puedan asumir el coste por el alquiler de estos huecos individuales, las cuales estarán también en esta cripta con
el debido respeto y disponibilidad para la oración de sus seres queridos.

Para reservas e información, bastaría con llamar en horario de mañana al 945 13 29 52.
Con esto, uno de los objetivos que se pretende cubrir es el de solventar algunas
restricciones legales
como son esparcir o aventar las cenizas al aire libre así como la
indicación de la Iglesia de no hacerlo. En cambio, depositar las urnas en un lugar
sagrado, acorde con la fe del difunto y en una ubicación digna para acudir a rezar en
presencia de sus cenizas, es una de las intenciones que han movido al consejo parroquial
de María Inmaculada para hacer esta obra y abrirla a todas las personas de la Diócesis.
Desde este consejo recuerdan además que los días 8 de cada mes, por coincidir con el 8
de diciembre, día de la Inmaculada y titular de la Catedral Nueva, la eucaristía de la
mañana se celebrará en memoria de los difuntos cuyas cenizas se encuentren en este
templo.