Operaban en un hotel de Gasteiz

Desarticulada una banda que estafaba a traficantes con jabón en vez de hachís

Los cuatro detenidos, de nacionalidad extranjera y asentados en el sur de la península, utilizaban las habitaciones donde se hospedaban para cortar y preparar pastillas de jabón

06.10.2020 | 15:53
Paquetes de hachis incautados por la Ertzaintza

Vitoria. La Ertzaintza ha desarticulado una banda con la detención de cuatro personas que intentaban estafar a otros traficantes de droga a los que querían vender pastillas de jabón como si fueran de hachís.

La investigación se inició el pasado 30 de agosto en Vitoria, donde en la habitación de un hotel agentes de la Policía vasca encontraron restos e indicios de que en ese lugar se había realizado una operación relacionada con el tráfico de drogas.

Las primeras investigaciones permitieron tener conocimiento de la identidad de las tres personas que habían estado alojadas en el citado hotel y que según testigos lo habían abandonado con cuatro bolsas de basura.

Este pasado viernes, los agentes detectaron nuevamente que los sospechosos, junto a otro varón, se habían alojado en otro hotel de la capital alavesa y establecieron un dispositivo de vigilancia sobre ellos.

En la mañana del sábado, los ertzainas encargados de las pesquisas se desplazaron al garaje subterráneo del hotel en donde se encontraban los vehículos utilizados por los investigados. En uno de ellos encontraron unas placas rectangulares de una sustancia marrón, que presuntamente podía ser hachís, ya que tenían una pegatina con la inscripción "sky", que hace referencia a un tipo de planta de marihuana (llamada "Skywalker") y que supuestamente daría una cosecha de muy buena calidad.

Tras detener a los sospechosos, la Ertzaintza determinó que los cuatro, de nacionalidad extranjera y asentados en el sur de la península, utilizaban las habitaciones donde se hospedaban para cortar y preparar pastillas de jabón que previamente habían comprado en un centro comercial, para embalarlas con plástico y cinta con la finalidad de darles una apariencia de hachís, ya que solo una parte de las 400 placas ocupadas resultó ser hachís verdadero.

Los detenidos habían acordado con otros traficantes, realizar la venta del hachís en Vitoria y su finalidad era la de estafarles utilizando el mismo método con el que previamente esta banda había sido engañada por otra organización similar.

La Ertzaintza ha explicado este martes que se trata de operaciones criminales que "indudablemente" g eneran situaciones de riesgo y que están asociadas a otros delitos como secuestros y ajustes de cuentas, por lo que continúa con las investigaciones para identificar y esclarecer todos los aspectos relacionados con la operación.