“El turismo lo que aporta es riqueza a la ciudad”

Desde el Ayuntamiento y Arabatur destacan que los pisos turísticos pretenden revitalizar la ‘almendra’

16.09.2020 | 22:59
Edificio del Casco Viejo de Vitoria en mal estado. Foto: José Ramón Gómez

Vitoria – El Ayuntamiento de Vitoria permitirá dedicar edificios completos como apartamentos turísticos en el Casco Medieval, para "impulsar la revitalización de este barrio de Vitoria-Gasteiz, poner en valor el patrimonio edificado y potenciar las actividades económicas en sus calles y cantones", explica el alcalde, Gorka Urtaran. Ello se debe a que el pasado 10 de julio la Junta de Gobierno local acordó aceptar en parte una alegación de la asociación de alojamientos turísticos de Álava (Arabatur) para levantar la limitación prevista de acotar solo a la primera planta en ese barrio de la ciudad la posibilidad de ejercer esta actividad económica.

En el mes de febrero se aprobó la modificación puntual del Plan especial de rehabilitación integrada del casco medieval de Vitoria-Gasteiz, que regula esos usos. Arabatur presentó entonces, en el plazo de exposición pública, su petición de que las viviendas para uso turístico y las habitaciones en viviendas particulares deben permitirse en esa zona en cualquier planta de los edificios, fundamentando su petición en la necesidad de un impulso social, comercial y económico, el carácter turístico y de servicios del barrio y la abundancia de viviendas vacías.

El departamento que dirige Ana Oregi revisó y analizó la propuesta y fue entonces cuando propuso estimar parcialmente la petición, autorizando las viviendas turísticas en edificios completos. "Desde la administración debemos velar por la protección, conservación, restauración y mejora del tejido urbano, la adecuada utilización del patrimonio urbanizado de manera que se consiga el mantenimiento de la población existente, la mejora de las condiciones de vida y en especial la calidad de la vivienda, y la potenciación de los equipamientos comunitarios y de las actividades económicas. Compartimos la visión de Arabatur de que las viviendas para uso turístico combatirán la desertización, la degradación del barrio, en el que se concentra oferta cultural y enogastronómica", destacó Oregi.

Versión de Arabatur Este periódico también se ha puesto en contacto con Arabatur para saber cuál es su opinión respecto a las alegaciones de colectivos y particulares del Casco Viejo ante el temor de que este plan traiga consigo problemas de "gentrificación". Y lo primero que quieren dejar claro es que no quieren crear ningún tipo de conflicto u "oposición" con ellos. Argumentan al respecto que cada uno puede hacer las aportaciones que considere, puesto que "se trata de un proceso público de una regulación de ordenación".

Arabatur concreta que de los 48 alojamientos registrados con los que opera en Vitoria, sólo cinco de ellos están en el Casco Viejo como tal. "Nuestros asociados son todos legales, sin grandes empresas, generalmente particulares, que generan trabajo y riqueza para nuestro territorio y somos una industria más en el sector, con el 80% de nuestros huéspedes de turismo familiar. Además, es bueno que se regule y que esta ciudad pueda competir en calidad con el resto de las capitales del País Vasco", añaden. En esa línea, recuerdan el delicado momento que está sufriendo el sector con la pandemia, "y consideramos que los esfuerzos se deberían poner en sumar para nuestra ciudad. El turismo lo que aporta es riqueza para la ciudad, y cinco pisos dedicados a ello es absurdo pensar que vaya a suponer un problema. Si conseguimos tener más turistas, lo que se conseguirá será un Casco más bonito y cuidado y que se mantenga el pequeño comercio", resaltan.

"Debemos velar por la protección, conservación y restauración del tejido urbano de Vitoria"

Ana Oregi

Edil de Territorio y Acción por el Clima