20 viñas ya tienen identificación de viñedos singulares de Rioja

Nueve están en la zona de Rioja Alavesa y se suman a las 45 que lo lograron el año pasado

10.08.2020 | 23:20
Uno de los primeros viñedos singulares y el que más ha logrado es Valdelana de Elciego. Foto: P.J.P.

laguardia – El Ministerio de Agricultura publicó ayer lunes en el Boletín Oficial del Estado el reconocimiento de 20 parajes vitícolas identificados como viñedos singulares dentro de la Denominación de Origen Calificada Rioja. En esta ocasión, nueve de los parajes son de Rioja Alavesa, de los municipios de Oion, Laguardia, Samaniego, Labastida, Baños de Ebro, Elciego, Lantziego, Navaridas y Moreda. El resto de reconocimientos son diez parajes en La Rioja y uno en Navarra. Se trata de la segunda vez que la DOCa Rioja consigue el reconocimiento de estas figuras de calidad que ponen en valor los vinos más excelentes de esta denominación y supone, por tanto, un hito positivo para el Consejo Regulador de Rioja y para las tres comunidades autónomas involucradas: La Rioja, País Vasco y Navarra.

El año pasado, el 30 de julio, el BOE publicó el reconocimiento por parte del Ministerio de Agricultura de los primeros 84 viñedos singulares. De esa cifra, 45 están en la zona de Rioja Alavesa, repartidos por diez municipios: Labastida, Elciego, Navaridas, Laguardia, Leza, Villabuena, Elvillar, Lantziego, Baños de Ebro y Samaniego.

A aquellos primeros se une este año la segunda hornada de los vinos más singulares. Estos 20 viñedos ahora reconocidos forman parte de los viñedos más especiales de la DOCa Rioja y para ser valorados con esa indicación deben pasar un proceso de selección muy estricto.

Para empezar, los principales requisitos para que sea considerado un viñedo singular son que se trate de un viñedo limitado con edad mínima de 35 años, que la vendimia sea manual y que toda la uva provenga exclusivamente del viñedo delimitado. También será necesario que el vino tenga la valoración de excelente en el análisis organoléptico del Consejo Regulador antes de salir al mercado, y que tenga un etiquetado específico y un control reforzado.

En 2017, el Pleno del Consejo Regulador de la DOCa Rioja desarrolló las figuras de vino de zona, vino de municipio y viñedo singular, y se procedió a modificar el pliego de condiciones.