Autobús Eléctrico

Un prototipo del autobús eléctrico comenzará el día 13 las primeras pruebas por Gasteiz

El autobús de 12 metros realizará recorridos para comprobar su funcionamiento. Se testará el sistema de recarga nocturna con un equipo portátil en Agirrelanda

02.07.2020 | 00:37
Autobús eléctrico de 12 metros de longitud del mismo modelo que estará en Gasteiz situado en un punto de recarga rápida. Foto: Irizar

vitoria – A modo de pequeño anticipo, una unidad del bus eléctrico inteligente (BEI) recorrerá en pruebas a partir del próximo lunes 13 las calles de Gasteiz para conocer de primera mano la respuesta del vehículo en situaciones de tráfico real una vez que empiece a prestar servicio en la actual línea Periférica. Se trata de un autobús de 12 metros de longitud, de la marca Irizar, que se va a someter durante el plazo de una semana a las peculiaridades de adentrarse en la circulación diaria de la capital y analizar todos los detalles desde el punto de vista técnico, así como otro tipo de necesidades y situaciones concretas dentro del recorrido que afrontará dentro de algo más de un año.

Se busca también que los conductores de Tuvisa vayan familiarizándose con las particularidades que supone pilotar un vehículo de estas características, que será el primer eléctrico de la flota de la sociedad municipal de transporte urbano.

estreno de los pantógrafos Además del recorrido por las calles, sin viajeros a bordo, y la formación necesaria para el personal, se aprovechará la primera estancia en Gasteiz de estos innovadores vehículos para realizar las correspondientes pruebas de carga de sus baterías, que le proporcionan la energía necesaria para afrontar el recorrido. En este sentido ya están colocadas las unidades de carga rápida frente al estadio de Mendizorroza y junto al Boulevard.

La pasada semana se remataron los detalles de ambos brazos articulados de carga para que puedan testarse también a partir del día 13. Mediante el denominado pantógrafo invertido y a través de una especie de manguera los autobuses reciben por la parte superior, en un breve periodo de cinco minutos, la recarga necesaria para que sus baterías de ion-litio tengan la energía suficiente con la que completar varias vueltas en su recorrido. Se trata de un itinerario circular de 10,8 kilómetros con 24 paradas por sentido y que tiene en esas dos cabeceras de línea los puntos de carga rápida totalmente instalados.

Además de los dos pantógrafos que ya están incorporados a la estructura urbana de Gasteiz, se va a llevar a cabo también el proceso de carga lenta nocturna en las cocheras de Agirrelanda. Mediante un cargador portátil de 20 kw ubicado en el garaje de Tuvisa va a tener lugar esa operación durante la noche y que viene a requerir un proceso que dura alrededor de tres horas para que la carga de las baterías alcance el 100%.

Este periodo de pruebas sobre el terreno es uno de los puntos estipulados en el acuerdo de implantación de este revolucionario método de transporte en la ciudad y se contempla que haga un número determinado de kilómetros reales sobre el asfalto de Gasteiz para proceder a lo que se conoce en términos técnicos como la validación del prototipo.

A la vista de los resultados obtenidos los técnicos municipales determinarán las especificidades y detalles técnicos y estéticos que la marca guipuzcoana debe incluir para estos vehículos de Vitoria en su planta de Aduna. En los meses precedentes ya ha habido visitas de representantes municipales a las líneas de montaje para concretar detalles como el reparto interior de los espacios, asientos y otras cuestiones.

Infraestructura en obras Para llevar a cabo estos ensayos con el prototipo se ha buscado conductores voluntarios entre el personal de Tuvisa. Mediante un comunicado interno, el pasado mes de mayo, se solicitó que todo aquel que estuviera interesado pudiera inscribirse. Además de la conducción del vehículo de 12 metros también se aprovechará su estancia en Gasteiz para impartir sesiones de formación sobre los vehículos eléctricos. Todas estas pruebas no van a ser dentro del marco real por el que circulará el BEI.

No transportará ningún pasajero en sus recorridos y todos ellos se van a hacer en vacío. Tampoco transitará por los carriles especiales segregados que se están construyendo en la actualidad y que le van a permitir transitar, en gran parte del recorrido, por su propio y diferenciado espacio a fin de cumplir las frecuencia de 8 minutos de paso que se ha anunciado va a tener.

Esta primera unidad del BEI va a contemplar aún en una fase embrionaria su futuro trazado por la capital alavesa. De esos 10,8 kilómetros de recorrido las zonas más reconocibles y con unos trabajos más avanzados están en la calle Salbatierrabide y junto al edificio de consultas externas del HUA. En esa zona de Mendizorroza ya se ha finalizado los carriles específicos para llevar a cabo esa recarga rápida del BEI. Allí está precisamente uno de los pantógrafos en su ubicación definitiva, mientras que la recarga nocturna no se podrá hacer en las cocheras definitivas del BEI. El retraso en la construcción de los garajes en el actual vivero va a propiciar que esa operación se desarrolle en las cocheras de Agirrelanda mediante ese sistema portátil.

La futura flota del BEI se va a componer de 13 autobuses eléctricos, siete de 18 metros de longitud y media docena de 12 metros como el que estará el pruebas en Gasteiz. Dentro de los 43 millones de euros que precisa la inversión total una partida de 9,6 se destina a adquirir los vehículos, que serán proporcionados por Irizar. Otro importante pellizco se llevan electrificación y que asciende a 3,5 millones de euros.

esta visita de un vehículo del BEI será la segunda que realice a la capital alavesa. El pasado 20 de junio estuvo durante un par de jornadas su hermano mayor, el espectacular ie tram de 18 metros de longitud y su futurista estética. Se pretende llevar a cabo una presentación a las autoridades y que la ciudadanía pueda adentrarse en el interior del vehículo de la marca Irizar.