Los taxistas de Vitoria pierden hasta el 80% de su facturación

Radio Taxi recibió 9.200 llamadas en la primera semana de marzo y apenas 2.200 durante la penúltima del mes

30.03.2020 | 22:25
Un taxi esperaba ayer en la parada que estos profesionales tienen junto al mercado de Abastos. Foto: Alex Larretxi

Vitoria – La caída de la actividad y de la movilidad como consecuencia del confinamiento ha frenado hasta en un 80% la facturación de los taxis de Vitoria, un servicio público que ahora teme mayores pérdidas económicas desde que este lunes entrase en vigor las medidas más estrictas del decreto de alarma, para permitir solo las actividades esenciales. "Seguramente nos afectará más, porque todo lo que sea restringir, nos hace daño", declara Izaskun López de Sosoaga, presidenta de la Asociación alavesa del taxi. Por esta razón, desde el sector se reclaman mejores medidas económicas, teniendo en cuenta que por la naturaleza de la actividad de los taxis, es imposible hacer teletrabajo, aparte de que todos los taxistas de Vitoria son autónomos y por lo tanto la suspensión de su trabajo no se puede compensar con un ERTE.

Los datos de Radio Taxi de las últimas semanas en la capital alavesa son reveladores en este sentido. "La primera semana de marzo (del 2 al 8) recibimos 9.200 llamadas y en la siguiente ya se ve el descenso paulatino desde que el lunes 9 se anunció el cierre de colegios en Vitoria, cayendo el martes 10 un 10% o el miércoles 11 un 25% y llegando al fin de semana a un descenso del 80%, lo que hace que, de media, en esa segunda semana la disminución fuera del 41%, con un total de 5.400 llamadas, mientras que en la tercera semana ya hubo 2.200 llamadas, lo que significa un 77% menos y los datos de la última semana son de más caída, de un 80%", especifica Juan Carlos Ruiz de Erenchun, presidente de Radio Taxi Vitoria, quien, como resalta, "jamás esto se había vivido en el gremio del taxi ni en ningún otro. ¿Cuándo ha estado toda la hostelería de la ciudad cerrada a la vez?", lamenta.

Este silencio en la emisora ha llevado, por desgracia, a Ruiz de Erenchun a tomar la dura decisión de tener que hacer una reestructuración en su empresa, "hemos acordado un ERTE con nuestras siete trabajadoras". "Y en el turno de noche todavía ha caído más. La gente ahora solo lo coge para cuestiones urgentes, como que se produzca un accidente y haya que ir a Urgencias. Por esta razón, no he querido cerrar el turno de noche y lo que he hecho es llegar a un convenio con Radio Taxi de San Sebastián para que lo gestionen ellos", cuenta con gran pesar, ya que "como todas las empresas, lo estamos pasando fatal y eso que somos un servicio público. Es deprimente, pero el mensaje que hay que trasladar es de optimismo: vamos a salir y vamos a estar ahí para lo que haga falta, así que seguiremos estando para atender a cualquier hora".

No en vano, las paradas de taxis de la capital alavesa siguen en sus puntos habituales, pese a que muchos de los vehículos luzcan la luz verde: sin turistas, congresistas y ciudadanos por las calles. "Ahora nos pasamos una hora y media esperando a que se monte alguien y las llamadas han bajado también una burrada. El problema es que la gente no puede moverse", precisa López de Sosoaga. Todo ello ha provocado ese desplome de la facturación, pese a que los taxistas tienen "un montón de gastos fijos" que pagar: entre la cuota de autónomos, emisora, letras del coche, licencia, gasolina y mantenimiento.

Incertidumbre Y lo peor, como añade, es la incertidumbre, de cuánto más va durar esta situación. "Estamos todos con dudas. En marzo, al menos, vamos a tener un 70% de ingresos, porque pudimos trabajar medio mes, pero no sabemos muy bien cómo vamos a poder justificar la caída de nuestra actividad, porque esto no es como un bar, que cierra y sabes los días que ingresas". Y eso que dada la excepcionalidad que ha generado la propagación del covid-19, los profesionales del volante de la capital alavesa, como ya explicó este diario el pasado 19 de marzo, han dividido su presencia en las calles para repartirse los días de trabajo en función de su número de licencia. "Unas jornadas salen las pares y otras las impares", concreta, de manera que se garantiza que haya, al menos, 97 taxis por la ciudad "aunque hay también quien, como medida de prevención, no está trabajando durante estos días", confiesa esta veterana profesional.

Entre los taxistas, la asociación ha "subvencionado la compra de desinfectantes, geles y un pulverizador que se aplica sobre la tapicería cuando finaliza un servicio", explica López de Sosoaga. La propia presidenta se afana aún más sobre su vehículo "pasando un trapo y desinfectante tras apear al cliente", remarca. Las carreras de estos días se caracterizan por ser de "un único pasajero y en el caso de ser dos se colocan a los extremos del asiento trasero, tratando de tener la mayor separación posible", detalla. Y respecto a la tipología de quien recurre a un taxi en estas jornadas, "no hay un perfil sino que es gente variada", apostilla López de Sosoaga.

Las cifras

9.200

Llamadas

Son las que recibieron en Radio Taxi Vitoria durante la primera semana del mes de marzo.

10%

de caída

Es lo que bajaron las llamadas a Radio Taxi Vitoria el pasado 10 de marzo. Se trataba del día posterior al anuncio del cierre de los colegios de la capital alavesa decretado por el Gobierno Vasco, como medida de prevención para contener la expansión del coronavirus.

15%

Caída de llamadas

Es lo que siguieron bajando las llamadas a Radio Taxi Vitoria el miércoles 11 de marzo.

5.400

Llamadas

Fueron las recibidas durante la segunda semana de marzo (un 41% menos, en comparación con las de la primera semana).

2.200

Llamadas

Son las recibidas en Radio Taxi durante la tercera semana de marzo, lo que equivale a un 77% menos, en comparación a la primera semana de ese mismo mes. Y en la última el descenso fue mayor, de hasta un 80%, a falta de los últimos datos de la última semana.