Lakua crea una red de voluntariado para tareas básicas

La iniciativa ciudadana Batera ha logrado reunir a 2.000 voluntarios en apenas tres días de funcionamiento

18.03.2020 | 00:57
Un hombre mayor, ajeno a la información, tira la basura. Foto: A.M.

Vitoria – El Gobierno Vasco ultima un plan para promover y apoyar iniciativas de solidaridad organizada para realizar tareas básicas, que sean estrictamente necesarias, a personas asintomáticas que no pueden salir de casa para garantizar su protección. En concreto, a personas mayores de 70 años o dependientes, o en otras situaciones de vulnerabilidad (estas últimas derivadas por la administración), que residan en sus domicilios, vivan solas o en pareja y carezcan de apoyo familiar.

El objetivo de Guztion Artean, la red de solidaridad organizada, es impulsar una única herramienta que canalice las necesidades de la población vasca con mayores necesidades y evitar, al mismo tiempo, perjuicios de salud innecesarios tanto para ellos como para las personas voluntarias que puedan prestarles ayuda.

Preservar la salud de todas y todos requiere limitar los movimientos y, por eso, el objetivo del plan será realizar sólo los servicios que sean estrictamente necesarios. Así, preservar la salud de las personas atendidas requerirá también restringir el número de personas voluntarias que atienden cada domicilio, un máximo de dos y siempre las mismas, según explicó ayer la consejera de Salud, Nekane Murga.

En la fase actual o posteriores de lucha contra la pandemia, puede haber personas, especialmente vulnerables, que ni puedan ni deban salir del domicilio por motivos de salud, edad u otras circunstancias. Las personas a las que irá dirigido este plan pueden precisar ayuda para necesidades de la vida cotidiana como acceder a suministros de primera necesidad –alimentos, productos de higiene y limpieza y otros, siempre de primera necesidad–; bajar la basura, recoger medicamentos prescritos en la Tarjeta Individual Sanitaria; ocuparse de su mascota (sacarla a pasear o atención veterinaria de urgencia); así como realizar trámites y gestiones inaplazables. No se contemplan en el plan situaciones de acompañamiento de soledad u otras circunstancias.

Las condiciones para poder tomar parte en el caso de los voluntarios será tener entre 18 y 64 años, no presentar problemas de salud y estar disponible, al menos, un mínimo de dos horas entre dos y tres días por semana durante el próximo mes. Cruz Roja, en colaboración con el Gobierno Vasco, a través del teléfono 945 222 222, recogerá las peticiones de ayuda y los datos de las personas que quieran colaborar. Quien quiera colaborar con Cáritas, puede llamar directamente al 688662773.

Por otro lado, la red ciudadana de cuidados Batera aseguró ayer que en apenas tres días desde su puesta en marcha ha logrado reunir a cerca de 2.000 voluntarios, y afirmó que seguirá desarrollando su labor "mientras las instituciones públicas no asuman sus obligaciones" de atención a los ciudadanos en situación de vulnerabilidad de Vitoria.