Programa de reinserción laboral

La Diputación y el Gobierno Vasco aspiran a reducir los 8.028 perceptores de la RGI

Las dos instituciones sellan un protocolo de colaboración para evitar duplicidades en las políticas de empleo en Álava

17.01.2020 | 06:21
Representantes de ambas instituciones, tras la firma ayer en el palacio foral del nuevo convenio de colaboración.

Vitoria - La Diputación Foral de Álava y el Gobierno Vasco coordinarán a partir de ahora sus políticas de empleo para evitar duplicidades y lograr, entre otros objetivos, "reducir el número de perceptores de la RGI, que en Álava son 8.028, dando pasos para su inserción sociolaboral", según recalcó ayer la consejera vasca de Empleo y Políticas Sociales, Beatriz Artolazabal, que plasmó su firma junto a la del diputado general de Álava, Ramiro González en un nuevo protocolo de colaboración entre ambas instituciones. Un acuerdo para los próximos cuatro años, prorrogable posteriormente por el mismo periodo de tiempo. "Este convenio que suscribimos pretende avanzar hacia una Álava más cohesionada y favorecer la inclusión social, además de mejorar la calidad de vida de las personas con un grado de empleabilidad medio o bajo y de aquellas en situación de precariedad laboral", subrayó González antes de incidir en que "un territorio con cohesión social es un territorio con menos desigualdades y más oportunidades, en el que todas las personas tienen derecho a una vida digna y con expectativas de futuro".

Como primera medida fruto de este protocolo, el gobierno foral dispondrá a lo largo de este año de otros 550.000 euros, un 10% más que en 2019, para los programas de inserción sociolaboral impulsados desde la institución alavesa. Tras la firma del acuerdo, Artolazabal apuntó que "siendo el empleo una competencia exclusiva del Gobierno Vasco, queremos colaborar y coordinarnos con todas las instituciones que desde la cercanía a la ciudadanía tratan de poner en marcha políticas activas de empleo".

"Daremos especial dedicación a los colectivos más vulnerables: jóvenes, mujeres, personas con discapacidad y parados de larga duración. Vamos a implicar también en esta coordinación a agencias comarcales, cuadrillas y mancomunidades", explicó.

Desempleo Para la consejera de Empleo y Políticas Sociales, el nuevo modelo de Lanbide representa "la suma de complicidades de agentes públicos y privados para lograr más eficacia y eficiencia en la acción de gobierno vinculada a la promoción económica y a las políticas sociales en Álava". Sólo el año pasado, Lanbide invirtió más de 24 millones de euros en Álava con distintas convocatorias y subvenciones. Durante el acto, el diputado general se felicitó por "los 15.000 empleos que se han creado en Álava durante los últimos cuatro años", un periodo en el que "la situación económica del territorio ha mejorado de forma significativa, al igual que el empleo".

La consejera, en su caso, aseguró que, durante el mismo periodo, en la provincia alavesa "el índice de paro estadístico, de la PRA del Eustat, ha descendido de un 16,6% a un 10,2%".

Ramiro González y Beatriz Artolazabal estuvieron acompañados tanto en la firma del convenio como en la reunión de coordinación previa, celebrada en el Palacio foral, por la teniente de diputado general y diputada de Desarrollo económico, innovación y reto demográfico, Pilar García de Salazar; la diputada de Fomento del empleo, comercio, turismo y administración foral, Cristina González; y el diputado de Políticas sociales, Emilio Sola. También estuvieron presentes el director general de Lanbide y exteniente de alcalde del Ayuntamiento de Vitoria, Borja Belandia, y el viceconsejero vasco de Empleo y juventud, Marcos Muro.

Según los últimos datos de desempleo, al cierre de 2019 en Álava existían 18.722 parados inscritos en Lanbide. En total, Euskadi despidió el año pasado con 114.162 personas desempleadas, sumando los 65.117 parados de Bizkaia y los 30.323 de Gipuzkoa.