Condenada una clínica dental de Vitoria

Tendrán que abonarle al cliente denunciante el importe del tratamiento, considerado “ineficaz”

11.01.2020 | 06:31

vitoria - La Audiencia de Álava condenó ayer al grupo dental Vivantia a devolver a un cliente la cantidad que pagó por un tratamiento dental considerado "ineficaz" y a abonarle una indemnización "por daño moral". La Unión de Consumidores de Euskadi (UCE), que defendió judicialmente al paciente, hizo pública esta sentencia que estima la demanda interpuesta por un consumidor que recibió en un centro dental de Vitoria un tratamiento de implantología de una pieza dental que fracasó tras tres intentos entre noviembre de 2014 y enero de 2017.

La demanda se interpuso en uno de los centros gasteiztarras del grupo endodoncista Vera, aunque durante el proceso judicial la sociedad fue adquirida por el grupo Vivantia, "que es el que ha sido condenado", explicó a Efe una portavoz de la UCE. Antes de esta sentencia el juzgado de primera instancia número 2 de Vitoria absolvió a la demandada y condenó al cliente al pago de las costas pero este interpuso un recurso de apelación que es el que ha sido estimado por la Audiencia alavesa.

Se condena al grupo a devolver al cliente la cantidad de 1.341,50 euros que abonó por el tratamiento y a una indemnización de 1.500 euros por "daño moral en atención a las molestias, inconvenientes y cirugías con anestesia que padeció el demandante". El cliente interpuso en primer lugar una queja ante el Colegio de Dentistas de Álava, que fue estimada, y sendas reclamaciones ante la Oficina de información al consumidor de Vitoria y de la Unión de Consumidores de Euskadi. "Ninguna de estas reclamaciones fue atendida por la clínica dental, por lo que el paciente acudió a la vía judicial", explicó la UCE. La Audiencia Provincial de Álava considera que el tratamiento odontológico dispensado por el personal de la clínica "no resultó eficaz para el resultado pretendido" y se basa principalmente en la prueba documental que presentó el Colegio de Odontólogos que apreció el fracaso del tratamiento. - Efe