6 de febrero de 1949

El Alavés inicia el partido ante el Torrelavega con 9 jugadores

06.02.2021 | 01:26
Fede Anda y Jesús Salazar jugaron frente a la Gimnástica de Torrelavega. Foto: Familia Salazar

6 de febrero de 1927.

Primera expulsión de Quincoces en partido oficial con el Alavés. Cultural de Durango-Alavés (3-2).

6 de febrero de 1955.

Juanito Arza regresa con el Sevilla a Mendizorroza. Deportivo

Alavés-Sevilla (2-1) en Primera.

6 de febrero de 2000.

Nan Ribera, tumba al Barcelona

(0-1) en el Camp Nou. Primera victoria en casa del Barça.

son tiempos muy duros para el Deportivo Alavés, que deambula con más pena que gloria por la Tercera División. Estamos en la campaña 1948-49 y desde que descendiera de Segunda, al finalizar la temporada 1942-43, el equipo, el club, cada vez está más sumido en una vorágine de malos resultados, de penurias económicas, de escasez de socios y aficionados, de pobres taquillas y de ver como casi todo el mundo le está dando la espalda al otrora querido y admirado conjunto albiazul. La conquista de la Copa Federación en junio de 1946, frente al Sueca valenciano, es una de las pocas alegrías que tienen los aficionados albiazules, pero esto, se contará en su día.

El antiguo jugador del Athletic y ex internacional absoluto Isaac Oceja, es el entrenador albiazul a comienzos de temporada. En el mes de diciembre es traspasado al Zaragoza, por una cantidad económica y un partido amistoso en Mendizorroza. Para sustituir a Oceja la Directiva decide que el defensa Gabilondo sea el que entrene a sus compañeros y los dirija durante los partidos. Precisamente Gabilondo, en compañía de otros cuatro futbolistas albiazules, todos guipuzcoanos, son los protagonistas de hoy. El Deportivo Alavés, en el pelotón de cola con un punto de ventaja sobre el colista Tudelano, con el que acaba de perder la semana anterior 3-2, recibe la visita del líder del campeonato la Gimnástica de Torrelavega, que marcha por delante de Burgos y Osasuna. Se llevan disputadas 18 jornadas de las 26 que consta la competición. El partido está programado para primera hora de la tarde y a medida que se acerca su comienzo va creciendo el nerviosismo entre los directivos albiazules.

Faltan menos de 20 minutos y no acaban de llegar a Mendizorroza Gabilondo, Bardají II, Cabido, Berecibar y Balzategui. El colegiado, el aragonés Sebastián Vera, reclama las fichas al delegado albiazul y este, con evasivas, va retrasando el momento de entregarlas. El partido comienza con ocho minutos de retraso, es el tiempo que ha podido arañar el directivo al árbitro, pero los ausentes siguen sin aparecer.

La entrada que registra Mendizorroza es la mejor de la temporada, hay ganas de comprobar la valía del rival, y, cuando salen los albiazules al terreno de juego, el público se muestra escéptico ante lo que ven sus ojos. Solamente ocho futbolistas del Deportivo Alavés aparecen en el campo. Antes del pitido inicial se une a los ocho anteriores el delantero Tano y cinco minutos después el veterano Fede Anda.

Estos dos jugadores se encuentran lesionados y han acudido a Mendizorroza a presenciar el encuentro. Cuando finaliza el primer tiempo y los jugadores se dirigen a los vestuarios, aparecen sus compañeros ausentes. El Deportivo Alavés completa un once con la entrada de Bardají II y el segundo tiempo se juega en igualdad numérica, aunque con dos futbolistas lesionados.

Lo que son las cosas en el fútbol, el Deportivo Alavés, pese a tanto infortunio, realiza uno de los mejores partidos de la temporada y logra empatar a un gol con la Gimnástica de Torrelavega, tras finalizar el primer tiempo con empate a cero. Al final es tiempo de explicaciones y la historia que cuentan los que casi no aparecen adquiere tintes melodramáticos.

A las once de la mañana, con tiempo de sobra para llegar al partido, un coche va pasando por sus distintas poblaciones de residencia para recogerlos, Urnieta, Elgoibar y Arrasate. El primer automóvil se avería y no se consigue repararlo. Alquilan otro coche con el que se dirigen a Vitoria y el nuevo también se deteriora. Éste, con la ayuda de un par de samaritanos que acuden en auxilio, se arregla y los cinco se presentan en Mendizorroza, pero casi dos horas más tarde de lo previsto.

6/febrero/1949

datos

consecuencias

El 10 de febrero se celebra una reunión entre la Junta Directiva y los socios compromisarios albiazules, tomándose el acuerdo de comer en Vitoria los futbolistas no residentes en nuestra capital los días de partido en Mendizorroza y pernoctar en Vitoria cuando se juegue fuera.

 

agradecimientos

Se acuerda felicitar a los jugadores que intervinieron en el encuentro y muy especialmente a Fede Anda que, lesionado y

desde la grada, entró al terreno de juego. Sería operado la semana siguiente al encuentro.

También podía haber escrito sobre...