Suplentes contra el Eibar

Toque de atención a Lucas Pérez y Jota Peleteiro

Los dos gallegos se sentaron en el banquillo contra el Eibar para dejar hueco a Edgar Méndez y Deyverson, los héroes de la victoria

28.12.2020 | 00:26
Lucas y Jota son dos de los futbolistas más dotados de la plantilla albiazul. Foto: Europa Press

Vitoria – En el partido del pasado miércoles contra el Eibar, Pablo Machín introdujo dos cambios sorprendentes en el once titular, no tanto por los nombres de los futbolistas que entraron en la alineación –Edgar Méndez y Deyverson, piezas utilizadas frecuentemente por Machín–, sino por los de quienes se sentaron en el banquillo: Jota Peleteiro y Lucas Pérez.

Cuando Machín parecía haber encontrado su once tipo, dos duras derrotas contra el Huesca y el Celta le hicieron replantearse sus ideas y darle una vuelta de tuerca a la alineación, relegando a la suplencia a posiblemente los dos futbolistas con más calidad de la plantilla. Por trayectoria y cualidades, Lucas Pérez se convirtió en uno de los hombres más importantes del equipo desde su llegada en 2019. Este curso le costó arrancar por unos problemas físicos, pero rápidamente se convirtió en titular indiscutible junto a Joselu en la punta de ataque. De hecho, hasta el momento es el máximo goleador del equipo y antes del derbi contra el Eibar solo se había perdido el duelo contra el Barça estando en condiciones de jugar.

Jota Peleteiro, por su parte, había sido titular en todos los partidos en los que había estado disponible desde su aterrizaje en Vitoria. El gallego es un jugador diferente a todos los que tiene en nómina el club. Un futbolista talentoso, capaz de ejercer como catalizador del ataque albiazul y nutrir con buenos pases a los delanteros y hombres de banda, además de tener un manejo de balón exquisito. Cuando él está sobre el césped el Alavés tiene más capacidad de hilar jugadas y llegar al área rival con el cuero controlado.

A pesar de ello, en un partido fundamental para los intereses albiazules por enfrentarse a un rival directo en la pelea por la permanencia, Machín ni siquiera contó con ellos en las sustituciones. Lucas Pérez se quedó todo el partido en el banquillo y Jota solo entró para disputar el último minuto de descuento a causa de la lesión de Rubén Duarte. El técnico era consciente de que si su equipo perdía ese partido después de sentar a dos de sus mejores jugadores, el aluvión de críticas no iba a tener parangón. A pesar de ello, no se arrugó y apostó por el que para él era el mejor once para medirse contra el Eibar. Y le salió bien.

DILEMA PARA EL SADAR Como se vio en la primera hora del duelo contra el Eibar, el conjunto armero se identifica por dar el 100% en cada lance del juego, por presionar con las líneas muy altas y proponer partidos de ida y vuelta, con un fútbol muy directo en el que aprovecha como nadie las segundas jugadas. Quizá fue esa la razón por la que Machín apostó por Edgar Méndez y Deyverson, más acostumbrados a pelear en el barro que Jota y Lucas Pérez, que basan su juego en mimar el esférico. El caso es que los dos gallegos quedaron señalados, ya que los nueve titulares restantes fueron los mismos con los que siempre cuenta el entrenador soriano.

Edgar Méndez marcó el primer gol albiazul al contraataque, después de superar a Bryan Gil en un duelo aéreo y aprovechando los espacios que Machín sabía que el Eibar dejaría a sus espaldas. Deyverson, por su parte, terminó desesperando a la defensa armera, presionó incansablemente y marcó un gol de fe, de seguir la jugada hasta el final, al lograr empujar al fondo de las mallas un remate de cabeza desviado de Joselu. Las dos piezas introducidas por Machín sirvieron para que el Alavés lograra los tres puntos y acabaron con la sequía de tres partidos consecutivos sin marcar que arrastraba el cuadro babazorro.

Es difícil saber si las variantes tácticas introducidas contra el Eibar iban dirigidas a dar un toque de atención a Jota y Lucas Pérez o si simplemente era un once que el técnico creyó más adecuado para enfrentarse a un rival tan peculiar como el Eibar. Sea como fuere, si tenía pensado devolver la titularidad a los gallegos contra Osasuna, Edgar Méndez y Deyverson han puesto en un compromiso a Machín, que deberá elegir entre dar continuidad a dos futbolistas que le dieron muy buen resultado en la anterior jornada o recuperar a Jota y a Lucas, que no han rendido a su mejor nivel en sus últimas participaciones, pero cuyas cualidades futbolísticas son incuestionables. Tome la decisión que tome, a quienes se queden en el banquillo no les sentará bien.

Jornada 16

Jaime Latre, árbitro del derbi

Designaciones. La Real Federación Española de Fútbol anunció ayer las designaciones arbitrales para la 16ª jornada de liga, en la que el Alavés se medirá a Osasuna en El Sadar. El duelo estará dirigido por el aragonés Jaime Latre, mientras que Guillermo Cuadra Fernández, del Colegio Balear, será el encargado del VAR.

Lesión de Duarte. El Alavés confirmó ayer que la lesión de rodilla sufrida por Rubén Duarte en el partido contra el Eibar se trata solo de una contusión, por lo que se unirá pronto al resto de sus compañeros. El lateral zurdo alavesista estuvo ayer entrenando y tocando el balón individualmente sobre el césped de Ibaia, intentando apurar su participación en el próximo partido contra Osasuna. Será duda hasta el final.