Oportunidad

Un resquicio para Tavares

La expulsión de Edgar Méndez abre la puerta a la primera titularidad del portugués

13.11.2020 | 01:23
Tavares solo ha disputado hasta el momento la última media hora contra el Barcelona. Foto: Iñigo Foronda

Uno de los grandes objetivos del Deportivo Alavés en el mercado veraniego fue el fichaje de un carrilero diestro, un futbolista capaz de abarcar toda la banda y adaptarse al esquema 3-5-2 que tanto le gusta a Pablo Machín. Ximo Navarro y Martin Aguirregabiria parecían demasiado defensivos para esa posición, mientras que Édgar Méndez, aunque aporta mucho en ataque, no tiene las mismas cualidades defensivas que un lateral.

Por ello, tras sondear varios nombres, la secretaría técnica decidió abordar la cesión de Tomás Tavares, un lateral diestro joven, con mucha proyección ofensiva y que parecía encajar a la perfección en las pretensiones de Machín. Por ello, extraña que el futbolista de 19 años, candidato a Golden Boy, solo haya podido disputar hasta el momento la última media hora del partido contra el Barcelona, en la que no tuvo la oportunidad de demostrar la calidad que atesora.

Sin embargo, esto podría cambiar el próximo fin de semana contra el Valencia. La expulsión de Edgar Méndez la pasada jornada contra el Levante abre la posibilidad de que Tavares sea titular por primera vez desde que llegó a Vitoria. La absurda segunda amarilla que el extremo recibió tras introducir un segundo balón en el terreno de juego con la jugada en marcha podría salirle muy cara al canario, ya que uno de sus competidores por el puesto podría arrebatarle la titularidad si cuaja un buen partido.

Méndez ha sido titular en las nueve primeras jornadas de liga siendo uno de los albiazules más destacados y la única manera de quitarle el puesto era precisamente si se daba una lesión o una sanción. El futbolista canario ha jugado básicamente en dos sistemas diferentes. Con el 4-4-2 ha ocupado una posición más adelantada y ha tenido la espalda cubierta por un lateral, mientras que con el 3-5-2 la estrategia ha sido atacar con Ximo Navarro en el puesto de central y Méndez de carrilero y defender con 4-4-2, con Navarro pasando al lateral y Rubén Duarte retrocediendo su posición por el flanco izquierdo. Que juegue Tavares o no dependerá del esquema por el que se decante Machín.

BORJA SAINZ, LA OTRA OPCIÓN Si el entrenador albiazul regresa al 3-5-2 con Battaglia, Pina y Jota en el centro del campo y devuelve a Luis Rioja al banquillo, el recambio más natural para el carril derecho debería ser Tomás Tavares. Machín ha argumentado en varias ocasiones que el portugués necesita tiempo para adaptarse al estilo de juego del equipo y de La Liga, pero cinco jornadas después de su aterrizaje en Vitoria debería estar preparado.

Estas dos semanas de parón de selecciones le habrían venido muy bien para terminar de adaptarse y preparar el partido contra el Valencia, pero ha sido convocado por la selección de Portugal sub-21 y no podrá convencer a Machín en Ibaia. En teoría, tiene mayor capacidad defensiva que Borja Sainz, que sería una opción más arriesgada para el carril diestro, aunque conoce mejor a sus compañeros que Tavares.

Lo que está claro es que si el soriano insiste con el 4-4-2 y mantiene a Rioja en el once inicial, Borja Sainz será el elegido para jugar como extremo diestro. Eso sí, tendrá que dejar a Jota, Battaglia o Pina en el banquillo, tres futbolistas que están rindiendo a un gran nivel en el arranque de temporada.

Contra el Levante no le quedó otra que usar este esquema, ya que Ximo Navarro y Lejeune se perdieron el partido y no tuvo la posibilidad de tener una defensa de tres, lo cual abrió a Martin Aguirregabiria la opción de ser titular. Ximo ya está recuperado y Lejeune, aunque sigue entrenándose al margen del grupo, está en la última fase de su recuperación y ambos deberían estar disponibles para acompañar a Laguardia la semana que viene. Si en la pasada jornada el lateral gasteiztarra fue el gran beneficiado, ahora se ha abierto una ventana para Tavares, al que le está costando hacerse un hueco en la rotación albiazul.

RODRIGO ELY

"AÚN HAY MARGEN PARA MEJORAR"

 

Optimismo. Rodrigo Ely se mostró ayer satisfecho con el rendimiento del equipo en los últimos partidos: "Cuando cambia el entrenador hace falta un periodo de adaptación. Empezamos a conocer más al míster y eso se nota en los resultados". El central italiano también está contento con su rendimiento y aseguró que "si el equipo va bien lo individual también funciona". En cualquier caso, el defensa piensa que el Alavés tiene todavía margen para mejorar y que lo conseguirá si continúa trabajando en la misma línea. "Hay que aprovechar el parón para recuperar jugadores y trabajar duro", dijo Ely, que opina que el Valencia, próximo rival, es "un gran equipo y un histórico".