Getafe Rival del Deportivo Alavés

Cazadores de goles

GETAFE El conjunto azulón ha rejuvenecido su delantera con los fichajes de Unal y Cucho Hernández

26.09.2020 | 01:07
Enes Unal y Cucho Hernández están llamados a aportar muchos tantos al equipo esta temporada. Foto: Getafe

Vitoria – El Deportivo Alavés intentará puntuar por primera en la temporada hoy a partir de las 13.00 horas contra el Getafe en Mendizorroza. El conjunto azulón no es el mejor rival al que enfrentarse cuando se está necesitado de puntos, y los de Bordalás seguro que ponen al conjunto local en muchos aprietos. Los madrileños mantienen la misma idea de juego que les ha hecho estar en la zona alta de la tabla desde su regreso a la máxima categoría y la plantilla prácticamente no ha sufrido cambios respecto a la del año anterior. Eso sí, el Getafe tenía claro qué zona del campo quería reforzar cuando comenzó el mercado y ha conseguido darle un lavado de cara a su delantera con incorporaciones que le van a dar más mordiente al equipo en ataque, una de las únicas asignaturas pendientes del hoy rival del Glorioso.

Bordalás ha convertido el esquema 4-4-2 en el sello de identidad del Getafe, un dibujo con dos delanteros que, como le ha ocurrido al Alavés los últimos años, obliga a que el equipo tenga al menos cuatro jugadores que puedan jugar en esa posición para poder hacer rotaciones en el frente ofensivo. El año pasado el conjunto azulón comenzó con Ángel Rodríguez, Jaime Mata, Jorge Molina, Enric Gallego y el canterano Hugo Duro en esa posición. Los que mejor rendimiento dieron fueron con diferencia Mata y Ángel, que lideraron al equipo en la faceta goleadora con once y diez tantos respectivamente.

Se trata de dos futbolistas que encajan perfectamente en el estilo de juego de Bordalás, centrado en ser fuerte defensivamente, mantener una intensidad muy alta a lo largo de todo el encuentro y sacar el máximo partido a los errores del rival y a los contraataques. En este ecosistema los dos máximos goleadores del Getafe la pasada campaña se encuentran muy cómodos. Son dos jugadores que necesitan muy poco para hacer gol. Ángel es un futbolista rapidísimo, muy ágil, capaz de hacer mucho daño con espacios y con un buen uno contra uno. Genera oportunidades de gol él solo y necesita poco para buscar portería. Mata, por su parte, es un gran rematador, no falla las ocasiones claras y entiende bien el juego y lo que Bordalás quiere de él. Si hay que provocar una falta o mantener el balón para que los compañeros respiren no tiene problema en hacerlo. Ninguno de los dos encaja en el perfil de delantero moderno, capaz de bajar a recibir y generar juego, pero no es eso lo que quiere el técnico.

EL ADIÓS DE MOLINA El tercer máximo goleador la pasada campaña tras Ángel y Mata fue Jorge Molina con cinco tantos. El veterano delantero de 38 años rescindió contrato con el club en agosto para fichar por el Granada, que se clasificó para la Europa League el año pasado y necesitaba un delantero tras el regreso de Carlos Fernández al Sevilla. Con este movimiento los azulones se han desprendido de un jugador que, presumiblemente, irá empeorando sus prestaciones y no tardará mucho en retirarse, pero que, a su vez, ha dado muchísimo al club. De hecho, Molina es el máximo goleador del Getafe en el siglo XXI y el segundo máximo anotador histórico de la entidad con 52 tantos, solo por detrás de Antonio José Rivera, que marcó 80.

Le sigue en tercera posición con 40 goles el propio Ángel Rodríguez que, si tiene una buena temporada, podría superar a Molina en la tabla. El cuarto es Manu del Moral, con 39, y en la octava posición se asoma ya Jaime Mata, con 31. Es decir, el Getafe tiene a dos de sus máximos goleadores históricos actualmente en nómina. Sin embargo, más allá de Jorge Molina el Getafe no tenía el año pasado argumentos para compensar los goles de Mata y Ángel cuando no estaban en el campo. Sus extremos no son goleadores –de hecho, Cucurella y Nyom son laterales reconvertidos a la posición de extremo– y los dos centrocampistas suelen ser pivotes defensivos.

Enric Gallego no terminó de rendir al nivel esperado en la campaña 2019-20 y por ello el Getafe decidió cederlo a Osasuna en invierno y traer a Deyverson, ahora en las filas del Alavés, a préstamo. El brasileño logró un gol importantísimo en la eliminatoria contra el Ajax en Europa League, pero fue el único que marcó durante su estancia en el Getafe. Ante este escenario, al Getafe no le quedaba más remedio que fichar gol en verano para complementar a Ángel y a Mata. Y así ha sido.

LOS FICHAJES DE CUCHO Y UNAL El club madrileño le ha dado un lavado de cara a su delantera con las incorporaciones de Cucho Hernández y Enes Unal, dos arietes jóvenes con experiencia en la máxima categoría del fútbol estatal y cualidades que pueden encajar muy bien en la plantilla azulona. Cucho Hernández, de hecho, ya fue titular en el primer y hasta ahora único encuentro liguero del Getafe, la pasada jornada contra Osasuna, y compartió delantera con Jaime Mata, que marcó. Desde el banquillo entraron Ángel y Unal, por lo que todo hace pensar que hoy volverán a contar los cuatro con minutos en Mendizorroza.

Cucho Hernández llegó al Getafe cedido por el Watford, club propietario de sus derechos. Hace dos temporadas fue una pieza fundamental del Huesca en Primera División formando delantera con Chimy Ávila y el año pasado, a pesar de perderse la mitad de la temporada por lesión, logró anotar cinco goles con el Mallorca. Es un atacante muy potente y peleón, algo que seguro que agrada a Bordalás. No da un balón por perdido y a sus 21 años todavía tiene mucho margen de progresión.

Enes Unal, por su parte, llega en propiedad después de que el Getafe decidiera pagar una cantidad cercana a los nueve millones de euros al Villarreal para hacerse con sus servicios. En la temporada 2016-17 marcó 18 goles en Holanda pero desde entonces no ha conseguido regularidad en Primera División, donde ha jugado con el Levante, el Villarreal y el Valladolid. Capaz de lo mejor y lo peor, es un delantero poderoso en el juego aéreo y con una calidad técnica incuestionable, capaz tanto de sacarse un golazo de la chistera y volver loca a la defensa rival como de pasar totalmente desapercibido. Si Bordalás logra que esté siempre enchufado puede ser una gran operación para el Getafe.

Lo que está claro es que el Alavés tendrá que andarse con mucho ojo hoy con cuatro cazadores de goles enfrente. Sea cual sea la dupla de delanteros que decida alinear Bordalás, la zaga albiazul no deberá cometer errores, porque Ángel, Mata, Cucho y Unal los van a castigar. Para ganar a este Getafe es necesario enfundarse el mono de trabajo.

Deyverson jugó cedido en el Coliseum la segunda mitad de la temporada pero solo consiguió marcar contra el Ajax en la Europa League

Ángel Rodríguez y Jaime Mata fueron los máximos goleadores del Getafe el pasado curso seguidos de Molina, ahora en el Granada