Fabián Orellana Jugador del Eibar

Goleador circunstancial

El Eibar se ha encomendado a la calidad y oportunismo del chileno Fabián Orellana ante la falta de acierto que están exhibiendo sus delanteros puros

07.02.2020 | 06:23
Fabián Orellana celebra uno de los cinco goles que ha anotado en la presente Liga.

Deportivo Alavés y Eibar llegan al derbi en una situación y momento de forma prácticamente idénticos. Ambos equipos cuentan con 24 puntos y se encuentran a seis de la salvación, distancia de momento amplia pero para nada tranquilizante, ya que los equipos de la parte baja se han reforzado bien en invierno y harán todo lo posible por recortar diferencias y salir del abismo. Por ello, el encuentro de esta noche se antoja crucial para los intereses de la entidad gasteiztarra, que podría distanciar al club armero, rival directo en la pelea por la salvación. Tan parejas son sus trayectorias que actualmente cuentan con el mismo golaverage, ambos con nueve goles en negativo. Por ello y por el estilo de juego intenso y sólido que proponen tanto Asier Garitano como José Luis Mendilibar, todo indica que el derbi lo decidirán pequeños detalles, y ahí los guipuzcoanos tienen una baza importante con Fabián Orellana, capaz de decantar partidos con sus chispazos de genialidad.

Desde que aterrizó en Primera División, la S.D. Eibar ha contado temporada tras temporada con una gran aportación goleadora de sus delanteros, factor que ha sido crucial para su permanencia en la máxima categoría. Borja Bastón y Sergi Enrich cogieron el testigo de Mikel Arruabarrena, mientras que en las últimas temporadas Charles y Kike García han sido los encargados de transformar las jugadas de peligro del conjunto azulgrana en tantos. Enrich, Charles y Kike García siguen en plantilla, pero esta campaña se les está nublando la vista a la hora de encarar la portería y se encuentran muy lejos de sus mejores versiones anotadoras. De hecho, entre los tres arietes acumulan solo seis goles en lo que va de liga, cifra que los albiazules Joselu y Lucas Pérez, con nueve y ocho respectivamente, superan con creces.

Ante la falta de acierto de sus delanteros, Fabián Orellana ha dado un paso al frente y se ha convertido en la gran referencia ofensiva del Eibar hasta el momento, marcando en momentos clave, asumiendo la responsabilidad de lanzar penaltis bajo presión y asistiendo a sus compañeros. Con cinco tantos, está a un gol de que su cifra anotadora sea la misma que la de todos los delanteros de la S.D. Eibar juntos. Su potente disparo desde fuera del área, su oportunismo y capacidad asistente son oro puro para los guipuzcoanos, a los que les cuesta crear situaciones claras de peligro.

Intocable para Mendilibar Desde que llegó a Ipurua, el mediapunta chileno ha sido una pieza clave para Mendilibar, lo cual le ha permitido tener la continuidad con la que no contó en su etapa en Valencia y recuperar un nivel similar al que demostró en el Celta de Vigo. El gran logro del técnico vizcaíno ha sido conseguir que Orellana se sacrificara en la presión y en tareas defensivas, función por la que nunca destacó en sus etapas precedentes. El curso anterior fue importante, pero en la temporada 2019-20 ha partido como titular en todos los partidos en los que ha estado disponible para su entrenador. Solo se ha perdido tres encuentros, en los que estuvo sancionado por un roce con el colegiado Prieto Iglesias. Se ha tenido que adaptar tanto a la posición de mediapunta como a la de extremo diestro y zurdo, pero siempre ha entrado en los planes de Mendilibar. Si se mantiene la tendencia de los últimos partidos, hoy ejercerá de enganche con Inui y Pedro León ocupando las bandas.

Su contribución al equipo está siendo fundamental. El chileno ha participado con goles o asistencias en cuatro de las seis victorias cosechadas por los del Bajo Deba. De hecho, el Eibar nunca pierde cuando marca Orellana, sus cinco tantos han dado pie a tres victorias y dos empates. La pasada jornada salvó un punto en casa frente al Betis y hoy hará todo lo posible por poner en complicaciones a los gasteiztarras. Cuando mayor peligro crea es en el último tercio del terreno de juego, cerca del área rival. Uno de los recursos más habituales del conjunto armero es buscar a Sergi Enrich o Kike García con balones largos y a partir de ahí crear peligro en segundas jugadas con un buen posicionamiento. El Eibar domina esas caídas y cuando Orellana controla el esférico y encara a sus rivales es cuando genera mayores dificultades.

Fejsa completó un partido muy serio en su estreno como albiazul en Sevilla y hoy podría volver a entrar en los planes de Asier Garitano. Él o Manu García serán los encargados de frenarle los pies a Orellana, cuya agilidad y capacidad de desborde les supondrá más de un quebradero de cabeza. Por ello, será clave imponerse a los visitantes en el juego aéreo y en los balones divididos para anular al veterano mediapunta, ya que una vez que se haga con el cuero y conduzca hacia los dominios de Pacheco será difícil de frenar. Si El Glorioso desconecta a Orellana, la victoria estará más cerca .