Los líderes de la UE apoyarán hoy al pueblo de Bielorrusia

Abordarán en una cumbre extraordinaria la situación del país y rechazarán interferencias extranjeras

18.08.2020 | 23:14
Charles Michel, presidente del Consejo Europeo. Foto: Efe

bruselas – Los líderes de la Unión Europea (UE) se reunirán hoy en una cumbre extraordinaria por videoconferencia para abordar la situación en Bielorrusia, en la que se espera que respalden a los ciudadanos que se han manifestado en masa contra el Gobierno y que rechacen interferencias extranjeras.

"El pueblo de Bielorrusia tiene el derecho de determinar su propio futuro. Para permitir eso, tiene que parar la violencia e iniciarse un diálogo pacífico e inclusivo. Los líderes de Bielorrusia deben reflejar la voluntad del pueblo. No debería haber interferencias exteriores", indicó el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, en su carta de invitación a los líderes.

Partiendo de esta premisa, los jefes de Estado y de Gobierno comunitarios analizarán cuál puede ser la mejor respuesta a una situación que sigue evolucionando en Bielorrusia desde las elecciones presidenciales del pasado 9 de agosto, en las que se proclamó vencedor el actual presidente, Alexandr Lukashenko, pese a las acusaciones de fraude de la oposición.

Michel informó de que habló ayer con el presidente ruso, Vladímir Putin, sobre la situación en Bielorrusia, y declaró que "solo un diálogo pacífico y verdaderamente inclusivo puede resolver la crisis" en ese país.

Putin ya expresó el sábado por teléfono a Lukashenko su apoyo para garantizar la seguridad nacional, al tiempo que denunció los intentos de injerencia externa.

Por su parte, la canciller alemana, Angela Merkel, también habló por teléfono con Putin sobre la situación en Bielorrusia y la necesidad de iniciar un dialogo nacional, mientras que el lunes fuentes del Gobierno francés pidieron igualmente que ese diálogo cuente con el apoyo de la Unión Europea y de Rusia, a fin de sacar al país de su actual situación de volatilidad.

En una conversación telefónica también con el dirigente ruso, el presidente de Francia, Emmanuel Macron, pidió el pasado día 12 recuperar "el camino del diálogo" en Bielorrusia, cuando ya estaban en marcha las protestas de la oposición.

Los resultados electorales han motivado protestas en las calles contra Lukashenko que han sido duramente reprimidas por la Policía, una violencia que ha condenado la UE.

"El pueblo de Bielorrusia tiene que saber que la UE está de su lado firmemente y que los responsables de violaciones de los derechos humanos y de violencia serán sancionados", declaró la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, este lunes en Twitter.

El alto representante de la UE para la Política Exterior, Josep Borrell, declaró en un comunicado el día 17 que la cantidad de personas que han salido a manifestarse en Bielorrusia "muestra claramente que la población bielorrusa quiere un cambio, y lo quiere ahora", y agregó que "la UE los apoya".

"Estos manifestantes pacíficos tenían peticiones claras: la liberación de todas las personas detenidas ilegalmente, el enjuiciamiento de los responsables de brutalidad policial y la celebración de nuevas elecciones presidenciales", enfatizó.

La UE también ha calificado de "impactante" el trato "inhumano" dado a los detenidos y ha solicitado una investigación transparente sobre ello y que los responsables rindan cuentas.

Borrell también informará hoy a los líderes de los trabajos para elaborar una nueva lista para "sancionar a los responsables de la violencia, la represión de manifestantes pacíficos y la falsificación de los resultados electorales", que acordaron preparar los ministros comunitarios de Exteriores en una videoconferencia el pasado viernes.

Fuentes comunitarias destacaron que con la cumbre extraordinaria de líderes, la UE quiere "enviar un importante mensaje de solidaridad al pueblo de Bielorrusia".

"El pueblo bielorruso tiene derecho a determinar su futuro y elegir libremente a sus líderes", apuntaron, y añadieron que la salida a la crisis pasa por poner fin a la violencia, reducir las tensiones, impulsar el diálogo y evitar las "interferencias externas".

La clave

Putin, con la última palabra. El jefe del Kremlin ruso, Vladímir Putin, es quien tiene la última palabra sobre la permanencia en el poder del presidente bielorruso, Alexandr Lukashenko. "Veo a Putin como mi hermano mayor", dijo Lukashenko, antes de las elecciones del 9 de agosto.

Oposición bielorrusa. El consejo coordinador de la oposición bielorrusa para el traspaso del poder en Bielorrusia celebraró ayer su primera reunión, según anunció una colaboradora de Svetlana Tijanóvskaya, la candidata presidencial opositora, actualmente exiliada en Lituania.