Renzi abre una nueva crisis en el Gobierno italiano

15.02.2020 | 06:19

Roma - La negativa del partido de Matteo Renzi, Italia Viva, a apoyar el decreto ley de reforma del proceso judicial ha abierto una crisis el Gobierno italiano, del que forma parte esa formación. El Consejo de Ministros aprobó ayer de madrugada el decreto que reforma el proceso penal y nuevos términos para la prescripción de los delitos con la ausencia de dos ministras de Italia Viva. Con este gesto, Renzi amenaza también con presentar una moción de censura contra el ministro de Justicia, Alfonso Bonafede.

"El líder de Italia Viva debe ser responsable; si presenta una moción de censura contra Bonafede tendrá consecuencias", advirtió el presidente del Gobierno, Giuseppe Conte. Para Conte, la situación es "surrealista" porque "la mayor oposición llega, no de un partido de la oposición, sino de Italia Viva". Además Conte recordó que Italia Viva contaría en unas posibles elecciones con no más del 3% de los votos, pero subrayó que para él tienen la misma "dignidad" que cualquier otro partido de la coalición.

La respuesta de Renzi llegó con un vídeo en Facebook en el que aseguraba que ellos no habían abierto la crisis y que ahora "la pelota estaba en el tejado" de Conte. "Puedes cambiar la mayoría, lo has ya hecho, sabes cómo se hace", señaló Renzi. Además, para presentar una moción de censura se necesitan 32 firmas en el Senado e Italia Viva cuenta con diecisiete senadores.

El partido de Renzi se opone a la decisión de suspender el tiempo de la prescripción desde que se emite la sentencia en primera instancia hasta la fecha de ejecución del fallo, ya que asegura que se alargarán aún más los procesos en un país donde la Justicia es ya de por si lenta.

El que fuera líder del Partido Demócrata (PD) y mandatario, Renzi, abandonó la formación hace unos meses para crear su propio grupo Italia Viva. Aunque Renzi garantizó su apoyo al Gobierno formado por el Movimiento 5 Estrellas, el PD y otras fuerzas progresistas, las fricciones con Conte y el resto de socios en el Gobierno cada vez son más frecuentes. - Efe