Zupiria reclama poder adoptar medidas con "suficiente seguridad jurídica" frente a la pandemia

El portavoz del Gobierno vasco ha insistido en la necesidad de contar con medidas y con marcos que permitan adoptar medidas con "suficiente seguridad jurídica" frente a una situación pandémica "inesperada e inédita"

21.07.2021 | 12:25
Personas andando por la calle con mascarilla.

El portavoz del Gobierno vasco, Bingen Zupiria, ha insistido en la necesidad de contar con medidas y con marcos que permitan adoptar medidas con "suficiente seguridad jurídica" frente a una situación pandémica "inesperada e inédita" como la actual. Asimismo, ha remarcado que "la cogobernanza exige compartir criterios, riesgos, diagnósticos y decisiones", algo que el Ejecutivo de Pedro Sánchez no ha hecho a la hora de decidir prescindir del uso de las mascarillas en exteriores.

En una entrevista a Onda Cero, recogida por Europa Press, Zupiria se ha referido a la carta enviada por el lehendakari, Iñigo Urkullu, a Sánchez, para que establezca la obligatoriedad del uso de la mascarilla y en la que le reclama que, "con carácter urgente", a poder ser esta misma semana, dote a las comunidades autónomas de medidas con "seguridad jurídica" para limitar la movilidad nocturna y restringir el número de personas que se pueden agrupar.

Ante la decisión del Consejo Interterritorial de Sanidad de no modificar la norma sobre la utilización de mascarillas en el exterior, Zupiria ha indicado que la consejera vasca de Salud, Gotzone Sagardui, lleva semanas proponiendo la necesidad de adoptar medidas que se ajusten a la nueva situación pandémica, pero, "hasta el momento, no ha obtenido éxito en nuestras peticiones".

Bingen Zupiria ha dicho que, "a estas horas, no se ha recibido ninguna respuesta escrita del presidente Sánchez" y lo que les consta es la respuesta que la portavoz del Gobierno español hizo pública ayer", que era negativa.

Según ha indicado, se está en una situación que "no tiene que ver con la de hace un mes, cuando el Gobierno, mediante un Consejo extraordinario de ministros, decidió que había finalizado la obligación de usar mascarilla en espacios exteriores".

"Aquel anuncio dio por sentado que éramos libres de prescindir del uso de la mascarilla en usos abiertos", ha apuntado, para señalar que, "desgraciadamente, la situación actual no es la de hace un mes", sino que "nos encontramos ante un brote que nadie esperaba hace cuatro semanas, pero que está actuando de forma dura sobre todas aquellas personas que no se encuentran aún vacunadas o que no tienen completada su vacunación".

Bingen Zupiria ha apuntado que la experiencia adquirida del año y medio de pandemia "dice que es necesario contar con medidas y con marcos que permitan adoptar medidas con suficiente seguridad jurídica" y también "disponer de cierta flexibilidad para ir amoldándonos a la situación pandémica que se está viendo que en cada momento es diferente".

"Y la realidad es que, a día de hoy, la situación pandémica es inesperada y es inédita, porque se produce en condiciones diferentes a las que hemos conocido hasta ahora, y sentimos que no disponemos de los instrumentos necesarios para, de forma flexible y rápida, dar una respuesta a la situación sanitaria que estamos viviendo", ha manifestado.

En Euskadi, ha indicado, hay muchas medidas restrictivas que son competencia del Gobierno vasco, que están basadas en su Ley de Emergencias y en la recién aprobada Ley Antipandemias, pero, a su entender, "harían falta algunas más, y lo cierto es que no disponemos de garantías jurídicas para poder adoptar esas medidas, entre ellas el uso de la mascarilla o la limitación de agrupaciones en grupos de más de seis personas".

Para ello, ha reconocido que sería necesario el aval del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco (TSJPV), "que no nos lo ha otorgado", o una normativa estatal, "a poder ser acordada", que permita en cada momento "adoptar las medidas que sean necesarias con una garantía jurídica".

COGOBERNANZA

Por otro lado, en cuanto a la petición que realiza en su carta el lehendakari a Pedro Sánchez "en nombre de una cogobernanza real y efectiva", Bingen Zupiria ha dicho que la actual es "una cogobernanza delicada y difícil, porque estamos en una situación inédita que nadie había conocido", y el decreto ley de las mascarillas es "un buen ejemplo".

Así, ha indicado que el Gobierno de Sánchez "decidió, en un momento concreto, que se podía prescindir de las mascarillas, lo anunció públicamente, convocó un consejo de ministros extraordinario, aprobó allí un decreto ley y no contó ni con las comunidades autónomas ni con sus socios de gobierno para adoptar esa decisión".

Según ha remarcado, "la cogobernanza exige compartir criterios, riesgos, diagnósticos y decisiones" y, en el caso de las mascarillas o de la suspensión del estado de alarma, "este procedimiento no ha sido, seguramente el más adecuado".

El portavoz del Gobierno vasco ha explicado, en relación a su reclamación de la obligatoriedad del uso de la mascarilla en exteriores, que "algunos de los brotes detectados en Euskadi se han producido en celebraciones familiares o de grupos, como bodas, es decir, situaciones que nos encontramos con personas que conocemos, nos sentimos seguros, comemos, bebemos, no guardamos las distancias debidas, prescindimos de la mascarilla y, basta que un par de personas se encuentren infectadas para que se produzca una transmisión, un contagio y un brote".

"Esto exige una actuación en estos momentos para intentar frenar esta ola que nos está achuchando en este momento", ha advertido, para criticar que, por parte del Gobierno estatal, ha habido "unas decisiones políticas, probablemente más fáciles de entender hace mes y medio que en estos momentos porque la situación era otra".

Asimismo, ha dicho entender que "hay una situación económica que exigía adoptar medidas, aunque, probablemente, esas medidas se podían haber adoptado de forma más prudente".

En ese sentido, ha dicho no saber "si el resultado de esa precipitación" que cree que existió "en un momento concreto no se va a volver en contra del objetivo principal que existía, que era favorecer la recuperación económica".

Sobre la forma de establecer los criterios objetivos para fijar las restricciones, Zupiria ha señalado que, en el caso del Gobierno vasco, las decisiones que se han adoptado y las restricciones que están en vigor "tienen que ver, por una parte, con la incidencia acumulada, que es elevada, aunque estemos por debajo de la media del Estado en estos momentos, y por otro lado, con la situación de los hospitales y de las UCI que en estos momentos son mucho más desahogadas de lo que fueron antes", y también con el porcentaje de población vacunada.

En ese sentido, ha apuntado que las comunidades autónomas tienen "más libertades y más opciones para hacer las cosas", pero "debemos ser conscientes de que las tenemos que hacer teniendo muchísimo cuidado y adoptando todas las medidas necesarias". "Y es algo -ha advertido- que vamos a tener que hacer durante muchos meses, seguramente".

Sobre las decisiones a adoptar en el LABI de este jueves, Zupiria ha subrayado que esas decisiones "siempre vienen precedidas de unas propuestas que realiza el comité técnico científico que asesora al lehendakari".

Por ello, ha dicho que están pendientes de que mañana, antes de esa reunión interinstitucional, el comité ciéntifico-técnico "haga su diagnóstico, su valoración de la situación y proponga las medidas necesarias".

En cualquier caso, ha dicho que, en las próximas semanas, "todos como ciudadanos, vamos a tener la libertad de hacer muchas cosas y debemos ser conscientes de que las debemos hacer con mucho cuidado, llevando la mascarilla siempre que podamos en todas las circunstancias, guardando distancias entre nosotros, evitando las aglomeraciones y cuidando nuestra higiene personal, que, al final, es lo único que garantiza que no se expanda más esta pandemia".

noticias de noticiasdealava