Defensa confirma que la muerte del militar navarro se vincula a la vacuna de AstraZeneca

"La vacuna funciona, y animo a toda la ciudadanía a que se vacune", recalca en Pamplona la ministra

03.05.2021 | 17:11
Imagen del fallecido, sobre el cuartel de Aizoain

Margarita Robles, ministra de Defensa del Gobierno español, ha admitido este lunes por la mañana en Pamplona en declaraciones a los medios de comunicación que "no hay ninguna duda" de que la muerte del cabo de Aizoáin Francisco Pérez Benítez "está relacionada con la vacuna", a tenor de los resultados del informe médico. La titular de Defensa ha querido transmitir no obstante un mensaje de "tranquilidad" a la sociedad: "La vacuna funciona, y animo a toda la ciudadanía a que se vacune".

"En los informes médicos que nos han dado parece que no hay ninguna duda que la consecuencia fue la administración de la vacuna", ha indicado la ministra a los medios de comunicación.

Robles ha visitado este lunes el Regimiento de Infantería "América" 66 de Cazadores de Montaña, al que pertenecía el cabo Francisco Pérez.

En la visita, la ministra, acompañada por la presidenta del Ejecutivo navarro, María Chivite, y el delegado del Gobierno, José Luis Arasti, ha transmitido sus condolencias a la viuda del militar fallecido y a la madre.

Además, tras un acto de homenaje a los caídos y un desfile en el acuartelamiento, la ministra, junto al general Francisco Javier Varela, ha mantenido un breve encuentro con los compañeros del cabo, a los que ha transmitido su pésame y les ha agradecido su "trabajo y dedicación".

El cabo Francisco Pérez, ha comentado la ministra a sus compañeros, "de alguna manera está apoyándonos y acompañándonos a todos".



 

Robles ha señalado posteriormente a los medios de comunicación que el fallecimiento del militar "ha sido una noticia muy dura", pero, al mismo tiempo, ha recordado que "es importante que la gente se vacune".

Tras resaltar que "es verdad que es muy duro y que pasan situaciones como éstas", la ministra ha subrayado que la actual "es una situación difícil", pero "la vacuna también es un seguro".

La ministra, quien ha declarado que, en su visita, le han informado de "la ilusión" con la que el cabo había recibido la vacuna, ha insistido en que "desde el punto de vista médico hay que seguir vacunándose, hay que animarse".

"Queríamos estar aquí para transmitir nuestro agradecimiento, nuestro cariño, y al mismo tiempo para dar ese toque de que al virus lo tenemos que vencer y que la mejor manera de vencerlo, aunque haya momentos duros y dolorosos, es precisamente el vacunarse", ha manifestado.

El cabo del Ejército de Tierra Francisco Pérez Benítez, de 35 años, falleció el 24 de abril en la Clínica Universidad de Navarra, en Pamplona, donde se encontraba ingresado en estado grave desde hace días después de haber sido inoculado con la vacuna AstraZeneca.

El militar, destinado en el Regimiento de Infantería América 66, fue vacunado contra la covid-19 el día 7 de abril junto al resto de su unidad e inmediatamente después comenzó a encontrarse mal. Días después, el pasado 21, sufrió un desvanecimiento cuando se encontraba en su domicilio y fue trasladado al hospital, donde permanecía ingresado en estado grave hasta su fallecimiento aquel sábado.

El Ejército de Tierra informó de que la familia del cabo había donado sus órganos y su prioridad ha sido "apoyar en todo lo necesario a su familia y acompañarles en estos momentos tan difíciles para todos".

El cabo había ingresado en el Ejercito en el año 2015 y prácticamente toda su vida militar discurrió en unidades de montaña, y estos tres últimos años en le Regimiento América 66. Se encontraba en posesión de la Cruz al Mérito Militar con distintivo blanco. El Centro de Farmacovigilancia del Departamento de Salud del Gobierno de Navarra recibió el viernes 23 una notificación de un "acontecimiento adverso con desenlace fatal" de una persona que había sido vacunada con Vaxzevria (AstraZeneca) el día 7 de abril contra la covid-19 y que había sufrido una "trombosis de senos cerebrales con trombocitopenia y hemorragia cerebral".

El Gobierno foral explicó que este acontecimiento adverso fue sido comunicado, según el procedimiento previsto, a la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS), así como el resto de Centros Autonómicos de Farmacovigilancia. El caso, según los protocolos vigentes, ha sido estudiado desde la AEMPS en una investigación en red en torno a lo sucedido con la administración de esta vacuna.

noticias de noticiasdealava