Alerta sanitaria

El LABI no prevé endurecer las restricciones a pesar de que la incidencia sigue en aumento

El pico de este nuevo repunte se espera dentro de una semana, aunque los contagios y la presión hospitalaria continúan al alza

10.04.2021 | 00:43
Protegidas con sus mascarillas, varias personas caminan por una céntrica zona de la capital vizcaina. Foto: Oskar González

Bilbao – De momento, no hay constancia de que el LABI institucional vaya a ser convocado para analizar la conveniencia o no de actualizar el kit de medidas anticovid vigentes. Esto significa que, hasta nuevo aviso, no habrá nuevas restricciones. Y eso, que la evolución de la pandemia se mantiene en línea ascendente desde hace casi un mes y la curva de contagios tampoco ha parado de crecer en ese tiempo. El último dato –correspondiente al jueves– eleva esa tasa hasta los 792 nuevos casos detectados, la cifra más alta desde el 6 de febrero.

Y la presión hospitalaria, más de lo mismo: es mala y podría empeorar, claro. El jueves fue el cuarto día consecutivo en el que las camas de críticos atendieron a un centenar de pacientes o más. La última estadística facilitada por Osakidetza dice que son 106 los enfermos covid con graves complicaciones, tres más que el miércoles.

Y la incidencia acumulada en el conjunto de la CAV se acerca ya peligrosamente a esa barrera de los 400 casos, tan difícil de controlar y bajar como se ha demostrado en anteriores episodios. Se sitúa en 371,9 casos, frente a los 363,4 del miércoles. Gipuzkoa es el territorio histórico con un peor comportamiento al registrar 431,2. La incidencia acumulada en Araba, aunque el miércoles bajó de la línea roja de 400 casos, volvió a subir hasta los 409,7, mientras que en Bizkaia sigue creciendo ligeramente y está en 317,3.

Este es el escenario pandémico que presenta Euskadi una semana después del inicio de Semana Santa. Todas las voces expertas coinciden en que habrá que esperar a los próximos días para comprobar si el aumento de la movilidad y de los encuentros sociales provocan un empeoramiento en la evolución de pandemia. Una semana es el plazo que, precisamente, ponía sobre la mesa Jonan Fernández. El coordinador del LABI Técnico, que se reunió el jueves, espera que el incremento de esa tasa acumulada de casos "toque techo" en los próximos días.

Peor que... "En este momento estamos más cansados y cualquier subida nos hace mucho daño pero, para tener perspectiva, hay que saber que hemos estado mucho peor en enero y en octubre", comparó el también secretario general de Transición Social y Agenda 2030.

"¿Cuál puede ser la previsión? Debemos manejar distintos escenarios. Puede suceder que la tendencia al alza toque techo en los próximos cinco o siete días, o que se alargue. Esperamos que en los próximos días toque techo, pero hay que analizarlo, porque ya hemos visto que las previsiones son complicadas porque hay muchos factores en juego", indicó.

El lehendakari decidirá en base a la evolución de los próximas días si convoca "antes o después" a la comisión asesora del LABI. Eso sí, si la incidencia continúa subiendo, "deberemos pensar en adoptar otras medidas", zanjó Fernández.

noticias de noticiasdealava