La hostelería considera "inadmisible" que el Gobierno central no apruebe un plan de rescate

La patronal hostelera calcula que sin ayudas podrían cerrar un tercio de establecimientos y se perderían un millón de empleos

01.12.2020 | 16:23
Un bar de Vitoria

La patronal de la Hostelería de España considera "inadmisible" y "lamentable" que el plan de rescate para bares y restaurantes anunciado por el Gobierno en las últimas semanas siga sin aprobarse cuando el sector vive una situación "desesperada" que se agrava cada día, según ha informado en un comunicado.

De esta forma, la patronal hostelera, tras la falta de actuación del Ejecutivo, está trabajando en el marco de la alianza con Competur, en la obtención de ayudas directas en Bruselas, y ya ha comenzado una ronda de contactos y reuniones con europarlamentarios para explicar lasnecesidades y demandas, donde las ayudas sean de carácter urgente y se devengan de fondos de emergencia previstos para España.

El sector hostelero español observa cómo en el resto de Europa los anuncios de restricciones han ido acompañados de manera simultánea con planes de ayudas proporcionales que eviten la ruina del sector.

De esta forma, la patronal destaca el caso de Alemania y los Países Bajos que han destinado entre 10.000 y 15.000 millones de euros respectivamente, seguidos por Francia, en el que se destinan 6.000 millones de euros a las ayudas directas para bares y restaurantes.

El presidente de Hostelería de España, José Luis Yzuel, ha lamentado que las ayudas al sector no hayan ido en este Consejo de Ministros. "Tras nueves meses de restricciones, e incluso el cierre en gran parte del país, la hostelería se encuentra en una situación desesperada y de desamparo total por parte del Gobierno. Es incomprensible que anunciaran hace más de un mes un plan de Rescate al sector y parece que nunca llega", ha denunciado.

Bares y restaurantes subrayan que la inacción del Gobierno y sus promesas incumplidas podría suponer el cierre de un tercio de los establecimientos, hasta 100.000, y la pérdida de entre 900.000 y 1,1 millones de empleos, entre directos e indirectos, según las previsiones en el peor de los escenarios.

"Se trata de una falta de respeto absoluta del Gobierno hacia un sector motor de nuestra economía. Todos esos trabajadores están desamparados por un Gobierno que prometió no deja a nadie en el camino", ha indicado.
La hostelería sigue reclamando ayudas directas, que estiman en 8.500 millones de euros, que son necesarias y siguen siendo reclamadas en la calle con protestas hosteleras en distintos sitios del país, donde empresarios y trabajadores denuncian el desamparo del Gobierno central.

noticias de noticiasdealava