Trasladan a cerca de 250 migrantes a Las Palmas por la aglomeración

Autoridades locales denuncian las condiciones de hacinamiento tras la llegada de 584 personas y piden explicaciones

18.11.2020 | 02:37
Cerca de 250 migrantes salen del campamento de Arguineguín. Foto: Efe

las palmas – Entre 200 y 250 inmigrantes marroquíes que estaban en el muelle de Arguineguín (Gran Canaria) fueron conducidos ayer por la Policía fuera del campamento de la Cruz Roja para ser trasladados en autobuses dispuestos por el Ayuntamiento de Mogán a Las Palmas de Gran Canaria.

El Ayuntamiento de Mogán decidió facilitarles transporte tras conocer que estas personas abandonaban el muelle. Según el concejal de Seguridad de Mogán, Mencey Navarro, "han dejado a los inmigrantes en la calle, sin ningún tipo de recurso, sin comida, bebida o destino alrededor de las 16.00 horas".

El campamento de Arguineguín comenzó ayer con más de 2.000 personas acogidas en sus instalaciones, mientras las embarcaciones de Salvamento Marítimo seguían trayendo nuevos rescatados al puerto, hasta un total de 584 personas, lo que agravó las condiciones de hacinamiento que denuncian organizaciones como Human Right Watch, el propio Gobierno de Canarias, el Cabildo de Gran Canaria, el Ayuntamiento de Mogán y el juez que supervisa el Centro de Internamiento para Extranjeros de Gran Canaria, Arcadio Díaz Tejera.

Este magistrado consideró "penoso e irresponsable" que se deje fuera del campamento de Arguineguín a más de 200 inmigrantes "sin dar ninguna explicación" y lamentó que no se explique el motivo por el que se hacinan más de 2.000 personas en ese muelle y tampoco por qué les dicen ahora "que vayan a caminar".

Por su parte, la alcaldesa de Mogán, Onalia Bueno, presente en el muelle, denunció que la Delegación del Gobierno no le ha dado una explicación sobre quién tomó la decisión de que esas personas salgan del muelle y por qué.

El Ministerio de Interior explicó que las personas que abandonaron ayer el muelle, no fueron derivadas al sistema de acogida como solución puntual ante la alta ocupación de las instalaciones.