Cierra temporalmente la fábrica de Tudela afectada por la covid

Empezará a hacer pruebas a toda la plantilla, de acuerdo con el Gobierno de Navarra, para saber si han pasado la enfermedad

29.08.2020 | 01:09

Pamplona – Uvesa anunció ayer el cierre "cautelar y temporal" desde hoy de sus instalaciones en Tudela, tras acordarlo con el Gobierno de Navarra, después de detectarse 175 positivos por coronavirus en su plantilla. El presidente de la compañía cárnica, Antonio Sánchez, y el director general de Salud, Carlos Artundo, tomaron ayer esta decisión.

La productora de pollos no especificó cuánto tiempo durará la clausura de la actividad, pero insistió en poder "recuperarla lo antes posible, priorizando la seguridad y la salud de trabajadores y trabajadoras". Si a este deseo se añade que, por ahora, la dirección considerará trabajadas las jornadas que la plantilla no acudirá a la planta y las retribuirá, puede intuirse que la empresa calcula que en unos días podría reanudar la producción. Durante este cierre provisional, Uvesa va a reforzar los protocolos contra la covid y va a adoptar un paquete de medidas como realizar pruebas de alto rendimiento ELISA (seroprevalencia para saber si una persona ha pasado el coronavirus) a toda la plantilla; intensificar en las instalaciones las limpiezas y desinfecciones; reforzar los protocolos de distancias y prevención en zonas comunes, etc; e imponer los PCR para las nuevas incorporaciones a la planta y para las personas que regresen de las vacaciones. A partir de hoy la plantilla comenzará a someterse a pruebas de seroprevalencia para "averiguar quiénes deben estar confinados y quiénes pueden ir a trabajar", aclaró Carlos Artundo, director general de Salud. Por el momento, los 640 trabajadores y trabajadoras que hicieron el PCR deberán hacer este análisis.

"Los PCR sirven para saber el estado de situación de la infección aguda; y los test de seroprevalencia muestran si tiene anticuerpos. Una persona con inmunidad por haber pasado la enfermedad está en condiciones de hacer una vida normal", explicó finalmente Artundo.