La OMS cree que los países erraron al no invertir más en test y rastreo

El organismo subraya que no se ha apostado “lo suficiente por la arquitectura de la salud pública”

19.08.2020 | 23:05

bruselas – La Comisión Europea ha firmado un contrato para financiar cursos de formación para trabajadores médicos en los países de la UE que habitualmente no trabajan en Unidades de Cuidados Intensivos (UCI) para que puedan integrarse en estos servicios durante la pandemia.

En un comunicado, el Ejecutivo europeo informó de que 2,5 millones del Instrumento de Emergencia se dedicarán a reforzar las UCI, que en medio de la pandemia de coronavirus se antojan aún más necesarias.

Con este programa Bruselas espera cubrir, de forma uniforme en toda la UE, 1.000 centros hospitalarios y 10.000 médicos y profesional de enfermería. El objetivo es aumentar la capacidad de actuación de las UCI ante un auge del coronavirus en los próximos meses, después de que haya aumentado la demanda de estos servicios un 30% en la UE durante la primera oleada del virus.

"Con esta decisión demostramos nuestro compromiso y apoyo a los trabajadores en primera línea. Ayudaremos con formación esencial para garantizar que los trabajadores están equipados para ayudar a los especialistas en las UCI en tiempos de crisis", subrayó la comisaria de Sanidad, Stella Kyriakides.

La política chipriota insistió en que Bruselas hará todo lo que tenga en su mano para apoyar a los Estados miembro en sus esfuerzos para atajar la pandemia y mejorar su capacidad de respuesta a través del Instrumento de Emergencia.

Por su parte, la Organización Panamericana de la Salud (OPS) reclamó ayer que se considere el apoyo a la salud mental como un componente crítico de la respuesta a la pandemia de covid-19, ya que hasta un tercio de los recuperados pueden sufrir ansiedad o depresión.