El rebrote en un matadero alemán obliga a cerrar la vida pública en dos distritos

Otros países como Portugal o China luchan contra los nuevos focos, muchos de ellos de casos importados

24.06.2020 | 01:15

berlín – El contagio de 1.553 personas con coronavirus en torno a un matadero del oeste de Alemania obligó ayer a las autoridades regionales a decretar el cierre parcial de la vida pública en los distritos de Gütersloh y Warendorf, mientras los epidemiólogos llamaron a reforzar la prudencia ante este y otros rebrotes locales.

El jefe del Gobierno del estado federado de Renania del Norte-Westfalia, Armin Laschet, anunció esta medida, de la que dijo que "desde el punto de vista de las cifras" en principio sería innecesaria, ya que más allá del rebrote en la empresa cárnica Tönnies, el número de contagiados en el distrito afectado es de 24 personas.

"Eso nos permitiría decir que el foco está localizado, pero vamos a dar un paso más y ordenar el cierre de la vida pública para el distrito de Gütersloh" hasta el próximo día 30, con el objetivo de "calmar" y "obtener claridad" sobre la situación general, indicó en una rueda de prensa. La medida se extendió luego a Warendorf, donde residían algunos trabajadores de la empresa cárnica.

Mientras, otros países continúan trabajando contra sus respectivos rebrotes. Portugal ha pasado de ser considerado un ejemplo internacional a ser actualmente el segundo país europeo con peor ratio de contagios por 100.000 habitantes, solo superado por Suecia, uno de los pocos países europeos que no impuso el confinamiento.

En China, el Ministerio de Salud confirmó ayer un rebrote en Hong Kong de 30 nuevos casos importados, lo que supone la cifra diaria más alta en más de dos meses en esta región autónoma china, mientras que Pekín continúa diagnosticando nuevos positivos de transmisión local y ya son 249 desde el pasado 11 de junio, cuando se produjo una nueva ola de contagios en el mercado mayorista del distrito suroeste de Fengtai.