Ante la pandemia del coronavirus

Urkullu: "Nuestro reto es garantizar el suministro de recursos médicos"

El lehendakari ha reconocido que han pasado días "muy intensos, difíciles y, también, dolorosos"

20.03.2020 | 13:40
El Lehendakari, Iñigo Urkullu (c), acompañado del Consejero de Hacienda y Economía Pedro Azpiazu (2i), se ha reunido con los Diputados Generales de los tres territorios históricos, Ramiro González (i), Markel Olano (d), y Unai Rementería (2d), para coordinar las medidas para atacar la crisis provocada por el Covid-19

Vitoria. El lehendakari, Iñito Urkullu, ha asegurado que el "reto" de su Gobierno es "garantizar el suministro de recursos médicos" para seguir prestando la atención sanitaria ante la pandemia del coronavirus y ha hecho un llamamiento a que la utilización de ese material "siga siendo responsable".

Urkullu ha hecho estas afirmaciones durante su intervención ante el comité asesor de ayuda del Plan Vasco de Protección Civil de Euskadi que se ha reunido este viernes en Vitoria y en el que participan las consejeras de Salud y Seguridad, Nekane Murga y Estefanía Beltrán de Heredia, respectivamente, los diputados generales de los tres territorios, el presidente del Eudel, Gorka Urtara, y el delegado del Gobierno en el País Vasco, Denis Itxaso, entre otros.

Urkullu ha reconocido que han pasado días "muy intensos, difíciles y, también, dolorosos" desde que hace seis días se constituyó esta mesa y que vienen "momentos de mayor necesidad y atención" en la lucha contra el coronavirus.

"Aún queda mucho camino para revertir la situación que vivimos", porque, según ha dicho, la situación se va prolongar "durante semanas y el impacto humano, social y económico va a ser muy elevado".

Urkullu ha dejado claro que desde el inicio de esta crisis han sido las autoridades sanitarias las que han "marcado el camino" y que así va a seguir siendo porque es la vía para superar esta pandemia que "tanto dolor está causando".

En el ámbito sanitario el lehendakari ha fijado cinco prioridades: "Anticipación en la adquisición de material fungible para personal sanitario, especialmente EPIs y respiradores; para residencias, transporte sanitario y atención domiciliaria municipal".

Ha hablado de garantizar una atención socio sanitaria en los espacios residenciales en coordinación con las diputaciones forales, de desarrollar el Plan de Unidades de Cuidados Intensivos en los hospitales y de prestar atención a los colectivos de especial consideración; como los centros penitenciarios, de menores y de salud mental.

También ha incidido en la importancia de salvaguardar el estado de salud y anímico de los profesionales de Osakidetza.

Urkullu ha recalcado que las administraciones tienen el deber de garantizar las necesidades básicas a la sociedad y entre sus prioridades ha dicho que están las personas más débiles y los mayores, a los que hay que "proteger".

Se ha referido asimismo a las consecuencias económicas de esta pandemia y se ha mostrado "preocupado" por la destrucción de la actividad industrial y comercial.

"Los pequeños comercios, profesionales, autónomos, los talleres, las pequeñas y medianas empresas, nuestras grandes empresas. Todos los sectores tienen dificultades para mantener la actividad", ha subrayado Urkullu, quien ha recordado que el Gobierno Vasco ya ha articulado nuevas medidas económicas para hacer frente a esta crisis, al igual que las diputaciones y ayuntamientos vascos.

"Nos corresponde activar todas las medidas que garanticen el presente y preserven el futuro del tejido económico de Euskadi", ha remarcado Urkullu, quien ha apelado a actuar con la "máxima responsabilidad" y "unidad" en estos momentos, al tiempo que ha llamado a la "comunicación y colaboración permanente" entre todas las instituciones.

El lehendakari ha asegurado que hasta ahora la sociedad vasca ha estado a la "altura de las circunstancias", se ha trabajado de forma coordinada, los servicios públicos han transmitido "capacidad" y tanto Osakidetza como la Ertzaintza han demostrado que "son dos pilares básicos y que cuentan con una gran calidad profesional y pleno compromiso con" Euskadi.

"Nos toca seguir trabajando juntos, sin descanso, y acertando en las decisiones", ha incidido Urkullu, quien ha reconocido que "queda por delante la parte más dura: las consecuencias personales de la pandemia".

"Tenemos que garantizar la atención sanitaria y los servicios esenciales, al tiempo que, en la medida de lo posible, conservemos la actividad económica y el empleo", ha resumido Urkullu, quien ha pedido de nuevo a la ciudadanía que sea estricta en el cumplimiento de las medidas preventivas de autoprotección.