alerta mundial por el coronavirus

"Las urgencias se están convirtiendo en caldo de cultivo para las agresiones"

Desde el sindicato de enfermería Satse llaman a la calma, pese al miedo por el coronavirus

05.03.2020 | 01:57
Personas con mascarillas por las calles de Vitoria.

Vitoria – Los hospitales de Euskadi estaban preparados para la llegada del coronavirus y le esperan en la puerta para hacerle frente desde el minuto cero, pero lo que no se esperaba es que el virus entrará por la puerta de atrás y golpeara de lleno a los propios médicos y sanitarios. Esto, unido a la rápida propagación que esta teniendo el coronavirus en la ciudad, está tensando cada vez a la ciudadanía que frente al primer síntoma acude "nerviosa" y agobiada a las urgencias. Por ello, desde el sindicato de enfermería Satse, Samanta González llama a la calma y asegura que, de momento, al menos, se ha logrado la contención del virus: "de momento no hay motivo de alarma para ponerse nerviosos. Lo que a nosotros nos preocupa a nivel de sindicato, es que con toda la repercusión y el miedo, los médicos y enfermeros se están encontrando en los servicios de urgencias con caldo de cultivo para que haya agresiones. La ciudadanía se pone nerviosa, no entiende el por qué no se les hace la prueba a ellos, pero es que no se le hace a todo el mundo", matiza Samanta González. Y añade: "El protocolo no exige que se le haga a todas las personas y los profesionales que están ahí tratando a todos los pacientes, no les pueden hacer entender que el protocolo es lo que marca y que no se puede hacer una prueba si no lo manda Salud pública". Por ello, lo mejor desde el punto de vista de este sindicato es no alarmarse para no presionar a los profesionales y ante el primer síntoma llamar al 900 20 30 50: "a la ciudadanía le diría que esté tranquila, que se proteja, que se lave las manos y que no vayan a lugares donde haya muchas personas. Y ante los primeros síntomas leves lo mejor es llamar al teléfono y desde allí les indicarán lo que sea necesario; si es grave mandarán una ambulancia y sino lo es, les mandará una persona que les recoja una muestra. No hay motivo de alarma, solo hay que preocuparse", hace hincapié.

Además, desde este sindicato también opinan que, en general hay demasiado contrasentido ya que muchas personas se están alarmando por este virus por el miedo de verse contagiados y, sin embargo, ante los primeros síntomas continúan haciendo una vida normal, saliendo a la calle y relacionándose con más personas. Esto podría deberse, según Samanta González, a la propia velocidad en la que cambian los hechos, algo que podría estar confundiendo a los ciudadanos ya que en cada evolución del virus la ciudadanía recibe unas indicaciones nuevas.

Buena labor En los últimos días son muchas las personas que debaten si el protocolo debería ser más exigente o si, por el contrario, se está tomando las medidas necesarias. Para este sindicato, "pese a tener una de las peores entradas que puede tener un virus, que es entrando en un hospital", confían a que la labor que se está haciendo por parte de los profesionales está dando sus frutos ya que, por el momento, se ha logrado la contención del coronavirus: "Ha caído como una bomba dentro del hospital el virus. Pero creo que se está haciendo una labor de contención bastante importante. Hay un servicio de hospitalización a domicilio que tiene 10 enfermeras en equipos de dos que están haciendo todas las valoraciones, que ahora son 220, en los domicilios. Se esta llevando el protocolo de una manera que de momento está dando un resultado mínimamente tranquilizador".

Sin embargo, desde Satse también solicitan al Gobierno Vasco que no se escatime en recursos humanos ni materiales: "Nosotros lo que pedimos es se apliquen los protocolos que para eso tenemos a gente que está especializada en ello, y que las administraciones los puedan llevar a cabo. Que haya los recursos humanos necesarios que no se escatime para nada. Además, la enfermería está en punta de lanza porque las personas que están en urgencias son las personas que están haciendo estas recogidas de muestras a domicilios", dice. En este sentido, González asevera que también se debería reconocer el esfuerzo "existencial" que está haciendo la gente que "está trabajando muchísimo y a destajo para contener esto".

Sea como fuere, de momento, "habrá que esperar a ver cómo continúa el virus y después ya se valorará si se han aplicado o no los protocolos", concluye.