Marco de colaboración con Moncloa

El lehendakari recuerda que los dos ejecutivos se afanarán en mejorar la eficacia contra la pandemia

27.01.2021 | 00:53

gasteiz – Iñigo Urkullu aprovechó el Consejo de Gobierno de ayer para compartir con sus consejeros los pormenores de la reunión que mantuvo la víspera en Moncloa con el presidente español, Pedro Sánchez. Así, certificó que ambos seguirán trabajando en "un marco de colaboración" para mejorar la "eficacia" en la lucha contra la pandemia, lo que seguirá siendo su "prioridad" en los próximos meses.

Señaló que la reunión se centró en "la agenda de cuestiones prioritarias de interés" para ambos gobiernos, empezando por la emergencia sanitaria y el estado de alarma. Explicó que reiteró a Sánchez "la necesidad de ampliar la capacidad de las Comunidades Autónomas en la toma de decisiones", por ejemplo ampliar el toque de queda. Pidió por ello un "marco de estabilidad jurídica y claridad en la comunicación a la ciudadanía", con el fin de "evitar la judicialización de las decisiones que podamos adoptar".

Respecto a la ampliación del horario del toque de queda, que requeriría modificar el estado de alarma en el Congreso de los Diputados, subrayó que esta medida es necesaria dado que "no tiene sentido" restringir aún más los horarios de las actividades socioeconómicas, si ello no se ve acompañado de una ampliación de la limitación del horario de movilidad nocturna.

Según explicó Urkullu, el líder del PSOE consideró el lunes que las restricciones que actualmente se aplican en Euskadi para municipios con tasas de incidencia acumuladas superiores a los 500 casos por 100.000 habitantes podrían ser aplicadas también en el resto del Estado.

También abordaron el autogobierno y el cumplimiento del Estatuto de Gernika, con una serie de trasferencias "urgentes" de cara al próximo marzo, incluida la gestión de las prisiones. En respuesta a los periodistas, dijo que no le planteó a Sánchez el acercamiento a cárceles vascas de las personas privadas de libertad, "no solo las de ETA". Recordó que a Moncloa le corresponde la política de acercamiento de los reclusos de la banda y no a su Ejecutivo, y alegó que "el presidente español y el ministro del Interior conocen el plan de acercamiento a las cárceles próximas a Euskadi" que él mismo envió en su día a Sánchez, y anteriormente a Mariano Rajoy.