EEUU, Canadá y México elevan la presión sobre Cuba y Nicaragua

Los líderes de los tres países celebran su primera cumbre trilateral para reafirmar su “amistad”

18.11.2021 | 23:52
Lopez Obrador y Joe Biden durante la cumbre bilateral mantuvieron antes de la trilateral. Foto: Afp

Washington – El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, abordó ayer en Washington en una cumbre con su homólogo de México, Andrés Manuel López Obrador, y el primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, la situación en Cuba, Nicaragua y Venezuela, elevando la presión sobre los gobiernos de estos tres países, sobre todo, tras las últimas jornadas de protesta contra el régimen de La Habana, las elecciones nicaragüenses así como la situación en Venezuela.

Durante la cumbre entre Biden, Trudeau y López Obrador, el presidente norteamericano explicó a sus dos vecinos del norte y sur, respectivamente, las medidas adoptadas recientemente por EEUU contra Managua, como las sanciones a responsables de ese país y la prohibición de entrada a suelo estadounidense del presidente Daniel Ortega, tras las elecciones del pasado 7 de noviembre.

Previamente a la cumbre, Biden mantuvo reuniones bilaterales con López Obrador y Trudeau, antes del inédito encuentro trilateral.

Entre otros temas de la agenda de esas reuniones estuvo también la ampliación de la cooperación económica y los esfuerzos para acabar con la pandemia de covid-19. En materia económica, estudiaron la creación de un grupo de trabajo norteamericano centrado en las cadenas de suministros, que tendrá como misión "definir las industrias esenciales para minimizar interrupciones en futuro, lo que incluye áreas de trabajo como los minerales críticos", dijo uno de los funcionarios.

Asimismo, los líderes reafirmaron "el apoyo a protecciones fuertes a los derechos laborales", de acuerdo con el tratado comercial entre EEUU, México y Canadá (T-MEC), así como la prohibición de importar bienes que sean producidos con mano de obra forzosa.

reparto de las vacunas En cuanto a la pandemia, uno de los temas que estuvo en la mesa de conversaciones fueron las vacunas. En este sentido, EE.UU. explicó que primero donó dosis a sus dos vecinos, y subrayó que México ha recibido 10,9 millones de vacunas de EEUU, lo que suponen el 10 % de las que el país latinoamericano tiene en su poder.

En ese sentido, los líderes de los tres países alcanzaron un acuerdo por el que Canadá y México van a compartir algunas de las vacunas que fueron parte del intercambio, y las van a compartir con la región.

En ese sentido, detalló los tres países contarán con expertos en salud pública para determinar cuándo y qué cantidad de dosis son enviadas a otras naciones.

Esta es la primera vez que los dirigentes de EEUU, México y Canadá se reúnen en este tipo de cumbre, conocida como de los "tres amigos", en los últimos cinco años. La crisis climática fue otro de los asuntos en la agenda. Sobre este punto, los líderes hicieron hincapié en la promesa de Norteamérica de reducir las emisiones de metano producidas por el sector del petróleo y el gas entre el 60 y el 75% hacia 2030.

primera cumbre desde 2016 En declaraciones a la prensa, el canciller mexicano, Marcelo Ebrard, mostró su satisfacción por los consensos alcanzados en la Cumbre de Líderes de Norteamérica, conocida popularmente como la de los "tres amigos", que solía celebrarse anualmente pero no se había convocado desde 2016.

"Que se lleve a cabo ahora es una muy buena señal. Es algo que el presidente López Obrador ha promovido, ha querido plantear en diversos foros. Vemos muy bien que se haga esta cumbre", aseguró el ministro sobre este tipo de reunión, que no se celebró ningún año durante el mandato del estadounidense Donald Trump (2017-2021).

El canciller explicó que Biden, Trudeau y López Obrador también tocaron el tema del desarrollo del sur de México y de Centroamérica, como respuesta a los fenómenos migratorios. Además de participar en la cumbre trilateral, López Obrador mantuvo su primera reunión en persona hasta ahora con el primer ministro canadiense, Justin Trudeau, en la que hablaron, entre otras cosas, de la "reconciliación con los pueblos indígenas".

Después, el presidente mexicano mantuvo una reunión en la Casa Blanca con la vicepresidenta estadounidense, Kamala Harris, antes de participar en un encuentro bilateral con Biden. En esta ocasión, los tres líderes no hicieron una rueda de prensa final de los tres líderes, como solía ocurrir en cumbres pasadas, y se decantaron por la fórmula de una declaración.

noticias de noticiasdealava