Castillo y Fujimori se disputan en un puñado de votos la Presidencia de Perú

El candidato izquierdista aventaja a la neoliberal en poco más de una décima a falta del 7% del escrutinio de los sufragios

08.06.2021 | 01:39
El izquierdista Pedro Castillo es aclamado por sus seguidores tras conocerse que había dado la vuelta al recuento que inicialmente era favorable a Keiko Fujimori. Foto: Efe

Lima – El candidato a la Presidencia de Perú Pedro Castillo adelantó a su rival, Keiko Fujimori, en el apretado recuento de votos de las elecciones presidenciales, cuando se había contabilizado el 92,62% de los sufragios. Castillo, candidato del izquierdista partido Perú Libre, se situaba así por primera vez por delante al congregar el 50,07 % de los votos válidos frente al 49,92 % de Fujimori, que se postuló por tercera vez a la Presidencia por el partido conservador Fuerza Popular.

El ganador de las elecciones más polarizadas y divididas de la historia reciente de Perú se decide voto a voto como ya predijo el domingo en la noche el recuento rápido de la encuestadora Ipsos, que apuntaba a un 50,2% para Castillo y un 49,8% para Fujimori.

Tal es la igualdad existente, que según aseguraban ayer varios analistas es más que probable que hasta dentro de un par de días no se conozca el resultado oficial final, puesto que además del 7% de los sufragios que faltaban por recontar, es previsible que el perdedor inicie una serie de recursos para evitar el triunfo de su oponente.

En total, Castillo, maestro y líder sindical del sector de la enseñanza, sumaba a falta de ese 7% un total de 8.399.160 votos, cerca de 26.000 más de los 8.373.661 recibidos por Fujimori, hija y heredera política del expresidente Alberto Fujimori (1990-2000).

Tendencia al alza Las esperanzas de Castillo estaban depositadas en el voto rural y de las zonas más distantes del país, mientras que Fujimori confiaba en el voto extranjero para revertir la tendencia. En las últimas horas, la tendencia del recuento era favorable a Castillo, que recortó una desventaja de seis puntos que tenía en el primer informe oficial de resultados, ofrecido a la medianoche con el 42 % de los sufragios, la mayoría procedente de centros urbanos donde Fujimori tenía mayoría.

Desde que el domingo por la noche se cerraron los centros de votación, ambos candidatos hicieron repetidos llamamientos a la calma para esperar que finalice el recuento oficial.

Mientras Fujimori permanecía en su domicilio, Castillo viajó ayer a Lima desde su oriunda región de Cajamarca, en el norte de los Andes peruanos, donde ejerció su derecho al voto.

El ganador de los comicios se decidirá por unos pocos miles de votos, igual que hace cinco años, cuando en 2016 Pedro Pablo Kuczynski se impuso sobre la misma Keiko Fujimori por apenas 40.000 sufragios. A diferencia de aquellas elecciones, donde las dos opciones eran de derecha, estos comicios pusieron frente a frente a dos opciones radicalmente opuestas.

Radicalmente opuestos Fujimori, que viene de perder en segunda vuelta las elecciones presidenciales de 2011 y de 2016 y en caso de ganar eludiría temporalmente una acusación de más de 30 años de cárcel por presunto lavado de dinero, planteó esta elección como un referéndum entre "libertad y comunismo", lo que polarizó toda la campaña.

La candidata del partido Fuerza Popular aboga por continuar la economía neoliberal implantada por su padre hace 30 años, con un mercado abierto y promotor de la inversión privada que ha permitido al país crecer a grandes pasos en las últimas décadas.

En frente, Castillo, un maestro y líder sindical del magisterio, apuesta por un profundo reformismo que incluye una nueva Constitución y la nacionalización de recursos naturales, pues considera que el progreso económico solo ha beneficiado a las clases más acomodadas y no ha resuelto las profundas brechas sociales.

El ganador asumirá su mandato el 28 de julio, día que Perú conmemorará los 200 años de su independencia, una fiesta ensombrecida por la crisis económica y sanitaria al registrar por la pandemia de covid-19 más de 180.000 muertos que lo convierten en el país con la tasa de mortalidad más alta del mundo por el coronavirus.

cae la bolsa En este contexto, la Bolsa de Valores de Lima recogía ayer caídas generalizadas tras la segunda vuelta electoral para las presidenciales entre Pedro Castillo y Keiko Fujimori.

El S&P/BVL Perú General, que recoge la cotización de más de 33 valores peruanos, recogía en la jornada de ayer una caída de más del 6,6%; mientras que el resto de índices peruanos se anotaban números rojos en la jornada postelectoral.

Al mismo tiempo, el sol peruano no se libraba de la resaca electoral y contabilizaba una caída de más del 2% este lunes, situándose en un mínimo histórico. Así, la divisa local peruana perdía un 2,46%, hasta un cambio de 3,9360 soles por dólar, el peor desempeño entre las 24 monedas de mercados emergentes.

noticias de noticiasdealava