Biden declara la guerra a la covid con la implicación del Pentágono y el uso obligatorio de la mascarilla

Ordena detener la construcción del muro fronterizo con México OMS y recuerda la necesidad de seguir sus recomendaciones

22.01.2021 | 00:54
El 46° presidente de los EEUU, Joe Biden, antes de firmar una orden ejecutiva sobre la covid durante sus primeros minutos en el Despacho Oval.

Washington – El nuevo presidente de Estados Unidos, Joe Biden, publicó ayer su plan de respuesta a la covid ante la ausencia de uno por parte de la Administración de su antecesor, Donald Trump, que incluye diez decretos, la implicación del Pentágono y el uso obligatorio de la mascarilla durante 100 días en las propiedades federales.

El plan de Biden pretende acelerar el ritmo de vacunación contra el virus proporcionando más fondos a las Administraciones estatales y locales y estatales, creando más puntos de vacunación. Asimismo, también prevé recurrir a la Ley de Producción de Defensa, que le permite movilizar al sector industrial para cuestiones de seguridad nacional, con la fabricación de mascarillas, respiradores y otros equipos.

El plan del presidente incide en el aumento de la realización de pruebas para detectar el coronavirus, algo a lo que Trump se mostraba reacio por considerar que solo hacía aumentar las estadísticas negativas de incidencia de la enfermedad.

Biden firmó ayer tres de las 17 primeras órdenes ejecutivas de su Gobierno y, precisamente, su primera orden ejecutiva la dedicó a la lucha contra el coronavirus, al establecer el uso de mascarilla y mantener la distancia física obligatoria en las propiedades federales y en el trasnporte público.

100 días de mascarilla El líder demócrata propuso el desafío de 100 días de uso de mascarillas, el mismo tiempo que se ha dado para vacunar a más de 100 millones de estadounidenses, según explicó la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki.

Biden busca desvincularse así de la gestión de Trump de la pandemia, que convirtió el uso de esta prenda en motivo de polémica, ya que durante meses, Trump y sus seguidores se negaron a usar la mascarilla en lugares públicos.

La Administración de Biden espera implementar una nueva estrategia para frenar la rápida expansión de la enfermedad, que en los primeros días del año alcanzó récords de contagios y fallecimientos.

Estados Unidos lidera las estadísticas mundiales con más de 24,4 millones de casos positivos y más de 400.000 fallecidos –casi el doble de Brasil, que es segundo en las cifras mortalidad–, según el recuento de la Universidad Johns Hopkins.

continuación en la oms Psaki destacó igualmente que EEUU se mantiene en la OMS, lo que, consideró, "fortalecerá" los esfuerzos del país para controlar la pandemia.

La portavoz confirmó que el que fue el principal epidemiólogo de la Casa Blanca de Trump y ahora asesor médico jefe de Biden, Anthony Fauci, participará de forma remota en la próxima reunión de la OMS encabezando una delegación del país. Trump había iniciado en julio del año pasado el proceso para abandonar el organismo mundial, lo cual iba a hacerse efectivo un año después, en el mismo mes de 2021.

Además, Trump había congelado en abril pasado los fondos que EEUU aporta a la OMS, al acusar a este organismo de estar "sesgado" en favor de China y de haber gestionado mal la emergencia sanitaria. Durante la campaña electoral y tras su triunfo en los comicios, Biden defendió incesantemente la necesidad de escuchar a los científicos y a los expertos de la OMS para frenar la pandemia.

asunción de la crisis climática Otra de las medidas que anunció Biden fue la anulación de la decisión de Trump de sacar EEUU, el segundo país que más contamina el planeta, del Acuerdo de París contra el cambio climático.

La retirada de la primera potencia mundial, que Trump puso en marcha en junio de 2017, se hizo efectiva el pasado 4 de noviembre, dado que el punto 28 de ese instrumento establece que cualquier país que haya ratificado el pacto, como en el caso de Estados Unidos, solo puede solicitar su salida tres años después de su entrada en vigor. Psaki puntualizó que la reincorporación al Acuerdo Climático de París "coloca a Estados Unidos nuevamente en una posición para ejercer el liderazgo mundial".

no al muro También en su primera jornada como presidente, Biden firmó una orden ejecutiva para salvaguardar el programa DACA, que protege de la deportación a unos 650.000 indocumentados que llegaron a Estados Unidos cuando eran niños, conocidos como soñadores.

Suscribió asimismo otro decreto que ordena detener la construcción del muro fronterizo con México, al acabar con la emergencia nacional decretada por Trump para desviar fondos hacia ese proyecto.

En otro ejemplo de la nueva política migratoria de la Casa Blanca, Biden anuló mediante una orden ejecutiva el veto migratorio que impuso su predecesor a los viajeros de 11 países de mayoría musulmana, conocido popularmente como el "veto a los musulmanes".

Esa prohibición, promulgada por Trump en 2017, obstaculizaba la entrada a EEUU de los nacionales de 11 países con una significativa población musulmana (Eritrea, Irán, Kirguistán, Libia, Myanmar, Nigeria, Somalia, Sudán, Siria, Tanzania y el Yemen), e incluía restricciones para Venezuela y Corea del Norte.

A las órdenes ejecutivas se sumó un proyecto de ley de inmigración que la nueva Administración envió al Congreso, con la que aspira ofrecer una vía hacia la ciudadanía a 11 millones de indocumentados que residen en el país y la suspensión del programa Permanezcan en México, que permitió al Gobierno de Donald Trump, devolver al país vecino a los solicitantes de asilo.

los hechos

Biden coloca un busto del líder sindicalista Chávez. Biden redecoró el Despacho Oval de la Casa Blanca y colocó en un lugar preponderante, junto con las fotos de su familia, el busto del líder sindicalista hispano César Chávez.

Detenido el autor de la falsa alarma de bomba. Las autoridades de Florida arrestaron ayer a un hombre al que acusan de ser el responsable de hacer una amenaza de bomba al Capitolio de Florida, que resultó falsa, pero que obligó al cierre de la sede del Congreso estatal en Tallahassee.

75.000 dólares por datos sobre el asalto al Capitolio. El FBI ha anunciado recompensas de 75.000 dólares (61.715 euros) a cambio de información sobre la colocación de bombas caseras en el asalto al Capitolio.