Marruecos reconoce “hostigamiento” del Frente Polisario, pero desmiente muertos

El Polisario informa de duros golpes de sus milicianos al Ejército alauí con “bajas mortales”

16.11.2020 | 00:40
Banderas saharauis en Tifariti, en los territorios liberados del Sáhara Occidental. Foto: Efe

Dajla – Marruecos desmintió ayer que los choques con el Frente Polisario ocurridos en los pasados dos días hayan dejado víctimas mortales, al tiempo que minimizó los ataques calificándolos de "hostigamientos" y "provocaciones".

Según fuentes oficiales marroquíes, no ha habido víctimas a lo largo del muro de seguridad –levantado en los años ochenta por Marruecos del norte al sur del Sáhara– durante los dos días transcurridos desde el inicio de las hostilidades.

Estas comenzaron tras el desalojo de los manifestantes del Polisario que tenían bloqueado durante tres semanas el paso de Guerguerat, en el extremo sur del Sáhara Occidental.

El Frente Polisario informó el sábado de que unidades del Ejército Popular de Liberación Saharaui "atacaron bases, puntos de apoyo y abastecimiento del enemigo, y asestaron duros golpes al Ejército marroquí", que sufrió "bajas mortales".

Además, activistas saharauis denunciaron que "decenas" de saharauis han sido detenidos en las últimas horas en operaciones de las fuerzas de seguridad marroquíes. "Comandos especiales allanan casas de saharauis. Decenas de jóvenes han sido arrestados, maltratados y torturados por las fuerzas de ocupación marroquíes en campañas de arresto a gran escala.

Mientras que el Polisario emite ya lo que llama "partes de guerra", Marruecos aún no ha utilizado esa palabra, y sus Fuerzas Armadas Reales (FAR), tras dos comunicados emitidos el viernes, guardan oficialmente silencio. Sin embargo, una cuenta llamada FAR-Maroc vinculada a las FAR de forma oficiosa ofreció ayer algún detalle sobre lo sucedido en los últimos días desde la perspectiva marroquí.

Esta cuenta asegura que los milicianos del Polisario han realizado "disparos de acoso a lo largo de la línea de defensa" sin causar daños materiales ni humanos, y que a ellos respondieron los soldados marroquíes.

Tranquilidad En la jornada de ayer el "frente" parecía estar más tranquilo, y el ambiente en la ciudad de Dajla (la segunda ciudad saharaui) era de total normalidad.

El sábado estallaron algunas algaradas protagonizadas por saharauis favorables al Frente Polisario que portaban algunas banderas de la República Árabe Saharaui Democrática y que se enfrentaron con la Policía. Aunque se desconoce el alcance exacto de esas algaradas, las imágenes que llegaban desde redes sociales hacen pensar en manifestaciones de pequeña escala, no mayores que en otros momentos de tensión en la ciudad.

El tráfico comercial entre Dajla y Mauritania a través del conflictivo paso de Guerguerat, que fue desalojado de manifestantes y obstáculos el viernes, se reabrió el sábado por la tarde, y ayer ya eran visibles camiones TIR que viajaban en ambos sentidos, hacia y desde Mauritania.

La excolonia española del Sáhara Occidental vive su mayor momento de tensión desde el fin de la guerra (1975-1991); ayer, el Frente Polisario dio por finiquitado el alto el fuego vigente desde 1991, pero Marruecos no ha replicado del mismo modo y trata de minimizar lo sucedido.