Ana Isabel Tuñón, especialista de la Clínica Dental Arca

¿Cómo afecta el tabaco a la salud de tu boca?

El tabaco es el peor enemigo de los dientes y de las encías. Los efectos nocivos a este nivel son muy llamativos: desde pequeños cambios estéticos hasta algunos tipos de cáncer oral

12.05.2021 | 10:33
El tabaco es el peor enemigo de los dientes y de las encías. Los efectos nocivos a este nivel son muy llamativos: desde pequeños cambios estéticos hasta algunos tipos de cáncer oral.


¿Cómo afecta el tabaco a la salud de tu boca? El tabaco es el peor enemigo de los dientes y de las encías. Los efectos nocivos a este nivel son muy llamativos: desde pequeños cambios estéticos hasta algunos tipos de cáncer oral.


¿Qué efectos nocivos produce el tabaco en nuestra boca?

Uno de los primeros problemas y más comunes es el de la halitosis (mal aliento), provocado por el tabaco en sí mismo junto con la mezcla de sustancias aditivas.

El tabaco contribuye además a la irritación y sequedad de las mucosas y de las vías respiratorias y digestivas altas.

Los dientes amarillos y la disminución de los sentidos del gusto y del olfato sobre todo para el salado. Este efecto puede causar el aumento de la Tensión Arterial al abusar inconscientemente de la sal.


El tabaco es uno de los factores de riesgo más importantes en el desarrollo de la enfermedad periodontal

A pesar de estar enfermas, las encías no sangran lo que debieran porque la nicotina del tabaco hace que disminuya el aporte sanguíneo de las encías.

Éstas presentan una coloración más pálida y parecen menos inflamadas de lo que realmente están. Al ser menos patente el sangrado, tardan más en acudir al dentista.

Las encías suelen presentar menor sangrado al cepillarse, lo que enmascara problemas periodontales causados por el tabaco.

El fumador debe ser consciente de esta particularidad ya que tiene hasta cinco veces más probabilidades de sufrir periodontitis.


La encía se defiende peor

Hay una clara disminución de las defensas frente al ataque de las bacterias. Además, hay que subrayar que en el 90% de los pacientes fumadores no responden correctamente a los tratamientos de periodontitis.


Mayor índice de fracasos en los tratamientos de implantes dentales

El número de fracasos tras un tratamiento implantológico en pacientes fumadores, puede llegar a ser el doble que en los pacientes no fumadores.

Es muy recomendable dejar de fumar si se está pensando el realizar un tratamiento de implantes dentales.


Mayor retraso en la curación de heridas

La disminución de las defensas y del riego sanguíneo en las encías de los fumadores facilita la aparición de infecciones y reduce la capacidad de cicatrización de las heridas.


Mayor riesgo de padecer cáncer oral

Es una de las peores patologías asociadas a un fumador. El riesgo de padecer algún tipo de cáncer oral en fumadores supera entre 3 y 5 veces el riesgo para los no fumadores.

Las lesiones que podemos encontrar en la boca y que tienen mayor riesgo de malignizarse (Leucoplasias), se producen con una frecuencia 6 veces mayor en los pacientes fumadores que en los que no lo son.

Fumar, y además tomar alcohol multiplica por 38 la posibilidad de desarrollar un cáncer oral.

La boca es especialmente susceptible al efecto nocivo del tabaco.

El riesgo de padecer enfermedades tan limitantes como la periodontitis, o incluso enfermedades mortales como el cáncer oral se incrementa de forma notable en los fumadores.


Más información y todas las novedades en la web de Clínica Dental Arca.


noticias de noticiasdealava