Autoridad portuaria de Bilbao

Arasur y Jundiz, una nueva entrada y salida de mercancías del Puerto de Bilbao

La Autoridad Portuaria de Bilbao también tiene su presencia en territorio alavés. A través de la construcción de un apartadero ferroviario propio en el parque logístico de Arasur, las mercancías que llegan o salen del puerto de Bilbao encuentran una nueva puerta hacia su destino

29.11.2020 | 23:40
Tren con contenedores en el puerto de Bilbao.

la Autoridad Portuaria de Bilbao por Álava queda reflejada en su implicación en Jundiz y Arasur. La mayor novedad se encuentra en el parque logístico de Arasur, ya que a mediados de diciembre se adjudicará la gestión del apartadero ferroviario, que permitirá agrupar mercancía proveniente del área de influencia logística de esta plataforma para su posterior envío al Puerto de Bilbao mediante trenes tipo lanzadera, en horarios fijos y con composiciones prefijadas.

La urbanización del apartadero supuso, por parte de la Autoridad Portuaria, una inversión de 4,8 millones de euros. Los trabajos comprendieron, por un lado, la urbanización de la zona de almacenamiento adyacente al apartadero de mercancías con una superficie aproximada de 40.000 m?2; y del vial de acceso a la plataforma con una longitud total de 120 metros.

Por otro lado, el proyecto incluyó la construcción de un edificio de gerencia de 300 m?2; distribuido en dos niveles de 150 m?2; cada uno, así como una nave para almacenamiento de mercancías con una superficie aproximada de 500 m?2;, de 20 metros de ancho y 25 metros de largo, ampliable a futuro.

Previamente, se llevaron a cabo las obras del propio apartadero ferroviario, fruto del convenio de colaboración firmado por el Gobierno vasco, la Diputación Foral de Álava y la Autoridad Portuaria para la instalación de una base operativa ferroviaria del Puerto de Bilbao en esta plataforma logística. Estas obras contaron con un presupuesto de inversión de 5,28 millones de euros.

La instalación cuenta con dos vías para la recepción y expedición de trenes y otras dos para la carga y descarga. Las cuatro vías tienen 450 metros de longitud con ancho ibérico y posibilidad de migración a ancho internacional. Además, se ha habilitado una playa de carga y descarga para facilitar el intercambio modal de las mercancías.

Nuevo suelo para nuevos proyectos

En los próximos cuatro años en el Puerto de Bilbao se llevarán a cabo inversiones por algo más de 285 millones de euros. Estas inversiones permitirán generar nueva superficie, acoger nuevos proyectos estratégicos y sostenibles, y mejorar la accesibilidad. Todo ella redundará en la creación de nuevo empleo.

Uno de los proyectos más destacados es la finalización del muelle denominado espigón central. Su primera fase, que en estos momentos se encuentra urbanizando, ha generado una nueva superficie portuaria de 320.000 metros cuadrados, con una nueva línea de atraque de 1.100 metros, para acoger nuevos tráficos y nuevos proyectos estratégicos. La inversión en esta primera fase ha sido de 84 millones de euros. La Comisión Europea ha aportado el 20% del importe, en el ámbito del programa Connecting Europe Facility (CEF).

Puerto sostenible

Por su parte, la empresa privada invertirá, en los próximos años, más de 79 millones. La principal inversión es la puesta en marcha, por parte de Petronor, de un proyecto de marcado carácter estratégico, de alcance global y referencia mundial, vinculado a la innovación y la sostenibilidad medioambiental, que contribuirá a la reducción de emisiones de CO2 y a desarrollar la economía de hidrógeno en torno al Puerto de Bilbao como núcleo neurálgico.

Este proyecto consiste en la construcción de una de las mayores plantas mundiales de producción de combustibles sintéticos a partir de hidrógeno verde, generado con energía renovable. En una primera fase la inversión ascenderá a 67 millones de euros, con la previsión de que estas instalaciones se encuentren operativas a partir de 2024.

El proyecto de Petronor se vincula con aspectos como la innovación, la tecnología puntera, la sostenibilidad, la descarbonización y la transición energética que contribuye a la reducción de la huella de carbono, criterios que se alinean con la estrategia de la propia Autoridad Portuaria de hacer del Puerto de Bilbao un espacio más sostenible e innovador.

El Puerto de Bilbao promueve, además, otras iniciativas para contribuir a la Agenda 2030. Una de ellas es potenciar el suministro de GNL a buques. Se encuentra a la cabeza del tráfico marítimo español de gas, gracias a su planta regasificadora de GNL, Bahía de Bizkaia Gas (BBG), que aporta el 27,5% del total de GNL de España. Otros datos a tener en cuenta es que en 2018 llevó a cabo la primera prueba piloto de carga de GNL de un barco a otro de todo el Arco Atlántico y del Mediterráneo, y Repsol está construyendo en este Puerto su primera gasinera para abastecer de gas a los buques.

Paralelamente, la Autoridad Portuaria de Bilbao impulsa otros proyectos para ser un enclave más eficiente y sostenible. Uno de los proyectos pioneros para reducir el consumo energético y la emisión de gases generados en la producción de electricidad ha sido la sustitución del alumbrado exterior de todo el Puerto por tecnología LED. Esta iniciativa ha ido unida a la incorporación de una plataforma que facilita, en tiempo real, regular el alumbrado. Todo ello ha permitido reducir en un 14% el consumo eléctrico.

Otros proyectos que se están llevando a cabo son: la sustitución de las calderas convencionales por bombas de calor que, además, reducen las emisiones de CO2; la adquisición de vehículos propulsados por energías alternativas (eléctricos 100%, híbridos y GLP); y la puesta en marcha de un Plan estratégico energético que evalúe las necesidades energéticas actuales y futuras, y establezca una hoja de ruta de descarbonización para el horizonte 2030 y 2050, a partir del análisis del potencial de renovables y el cambio del marco energético en una primera fase. Asimismo, el proveedor de energía eléctrica va a certificar que, a través de las garantías de origen, el cien por cien de la electricidad que consume es procedente de fuentes renovables, como la eólica, con la consiguiente reducción a cero de sus emisiones indirectas de gases de efecto invernadero procedentes del consumo eléctrico.

El Puerto de Bilbao, asimismo, es el primer puerto del mundo en obtener la Declaración Ambiental de Producto (DAP) o en inglés Environmental Product Declaration (EPD), basado en el Análisis de Ciclo de Vida de los servicios portuarios.

A mediados de diciembre se adjudicará la gestión del apartadero ferroviario que se ha construido en el parque logístico de Arasur


noticias de noticiasdealava