Las ventas de viviendas se frenan en Euskadi frente al fuerte despunte español

La Comunidad Autónoma Vasca incrementó las operaciones un 29,3%, el menor crecimiento del Estado tras Cantabria

07.08.2021 | 01:56

vitoria – El mercado de la compraventa de viviendas en Euskadi echó el freno en junio después de los fuertes repuntes que se registraron en los meses anteriores, en especial abril y mayo con crecimientos que superaron el 50%. El mes siguiente, en cambio, este porcentaje cayó casi a la mitad al constatar un crecimiento del 29,3% con respecto a junio de 2020, según los datos que dio a conocer ayer el Instituto Nacional de Estadística INE.

El flojo comportamiento de la CAV destaca en el conjunto del Estado, que en el mismo mes de junio disparó la compraventa de viviendas un 73,5% con lo que incluso incrementó las cifras registradas en 2019, antes de la irrupción de la pandemia de coronavirus, en un 18%. En Euskadi la situación es muy diferente y se sitúa como la comunidad autónoma con un menor incremento, solo superada por Cantabria donde este mercado creció un 24,3%.

La compraventa vasca de viviendas parece así haber asumido la paulatina recuperación de la actividad tras la ralentización provocada por el covid y vuelve a niveles más normalizados. En el primer semestre del presente ejercicio el aumento de la venta de viviendas ha sido una constante, con la excepción del mes de enero, que junio no ha contradicho aunque los porcentajes difieren mucho según el mes.

Así, los principales repuntes se registraron en abril, con un crecimiento del 50,5%, y sobre todo mayo, mes en el que las transacciones de pisos alcanzaron un significativo alza del 68,4%. Este auge de las compraventas se pueden entender si se tiene en cuenta que en estos dos meses de 2020 la actividad inmobiliaria estuvo prácticamente paralizada.

En junio el mercado vasco volvió a valores más naturales, que contrastan sin embargo con el imparable ascenso que vive esta actividad en el Estado español, donde el fuerte aumento arroja datos que "recuerdan a los registrados los años del boom inmobiliario", tal y como señalaron ayer los expertos de Fotocasa en un comunicado.

vivienda nueva Sin ser un comportamiento tan espectacular, en Euskadi la evolución sigue siendo positiva con la compraventa en el mes de junio de 3.635 viviendas. En esta ocasión, la crisis sanitaria y el consiguiente confinamiento decretado para intentar frenarla tiene un reflejo en los datos del INE, que muestran un mayor interés por la vivienda nueva avivado por el fenómeno del teletrabajo.

Así, fueron 1.768 operaciones en las que se adquirieron pisos de reciente creación frente a las 1.625 de segunda mano. Las nuevas construcciones por lo general suelen situarse en la periferia de las ciudades o en localidades más pequeñas, que atraen el interés de las personas que se han acogido a la modalidad del trabajo en el domicilio, y de ahí la diferencia con las de segunda mano.

Los datos del INE también apuntan a un alza en la CAV en el número de transmisiones de propiedades de un 43,4%. A las mencionadas compraventas de viviendas se le suman los 1.023 pisos recibidos como herencia, las 47 donaciones, las cuatro permutas y otras 651 operaciones de diferente índole. También se transmitieron 1.024 fincas rústicas, 144 solares y 3.449 propiedades de otra naturaleza, como garajes, trasteros y oficinas.

Desde Pisos.com recordaron que los datos permiten ser "muy optimistas" con la evolución de una industria muy "resiliente" y pusieron en valor la importancia de las cifras, ya que junio fue "precisamente el primer mes en el que el estado de alarma dejó de estar en vigor".

noticias de noticiasdealava