La economía española crecerá este año un 5,5% y un 4,2% en 2022

Un informe de PwC señala que el crecimiento del PIB será superior al de la media de la Unión Europea

09.01.2021 | 00:49

madrid – La economía española sufrió en 2020 el mayor deterioro entre las principales economías mundiales, con una caída estimada del PIB del 11,7%, según PwC, que anticipa una subida este ejercicio 2021 del orden del 5,5% y del 4,2% en 2022, para mantener un ritmo medio de crecimiento anual del 2,1% entre los años 2023 y 2027.

De este modo, el Estado español crecerá en los próximos años por encima de la media prevista para la eurozona, que tras registrar una contracción del 7,6% en 2020 crecerá un 4,2% en 2021 y un 3,3% en 2022, con una expansión media anual estimada del 1,6% entre 2023 y 2027.

Entre las principales economías del euro, y en relación a los dos primeros socios comerciales del Estado español, PwC augura que Alemania, después de la caída del 5,5% estimada en 2020, rebotará un 3,3% este año y un 3,2% el siguiente, con una expansión media del 1,4% hasta 2027, mientras que el PIB de Francia subirá un 6% este año y un 3,1% en 2022, con un ritmo medio anual de crecimiento del 1,7% entre 2023 y 2027, tras la contracción del 9,2% estimada para 2020.

Por su parte, la última gran economía de la UE europea tras la salida del Reino Unido, Italia, que en 2020 habría sufrido una caída del PIB del 9%, crecerá en los dos próximos años un 4,6% y un 2,9%, respectivamente, para moderar su ritmo de expansión anual a tasas del 1% entre 2023 y 2027.

A nivel global, los pronósticos de la firma apuntan a que el PIB mundial rebotará un 4,7% en 2021, después de sufrir una caída del 3,9% este pasado año, en lo que supone la tasa más rápida registrada en el siglo XXI. El próximo año PwC espera una expansión del PIB mundial del 3,7%, con un ritmo de crecimiento medio anual del 2,9% entre 2023 y 2027.

"Nuestra proyección está condicionada a un despliegue y difusión exitosos de la vacunas contra el covid 19 y a que continúen las condiciones fiscales, financieras y monetarias acomodaticias", indica PwC, subrayando que los próximos de tres a seis meses "seguirán siendo difíciles", particularmente para los países del hemisferio Norte, en invierno ya que podrían verse obligados a realizar bloqueos más localizados.