El acelerón del final de agosto agota el Renove de coches

Las 400 operaciones acogidas al programa los últimos días auguran una buena evolución de las ventas en septiembre

03.09.2020 | 00:46

bilbao – Las ventas cerradas pero pendientes de entrega de documentación en los últimos días de agosto y las que se han materializado en el arranque de septiembre han agotado en principio los fondos del Plan Renove del Gobierno Vasco, gestionado por el Ente Vasco de la Energía.

A pesar de que el EVE manejaba otros tiempos y estimaba que el programa se mantendría vigente las dos próximas semanas, las operaciones latentes y las que se han firmado esta semana superan la barrera de los 400, de modo que los 10 millones de euros adjudicados al programa están ya asignados.

Es posible que algunas de las solicitudes sean rechazadas, pero será el remanente será en todo caso residual, con lo que, a falta de flecos, puede darse por cerrado el Renove vasco. Un estímulo que había situado a Euskadi al frente de la venta de coches en Euskadi y que ahora desaparece del mercado. A partir de ahora será el sector el que apoyado en las ayudas del Estado, que se pusieron en marcha en julio, el que tendrá que hacer atractivo el mercado.

Según ha explicado el EVE, el programa, puesto en marcha el 30 de enero, contemplaba inicialmente una partida de 5 millones, si bien se duplicó su partida en junio con efectos retroactivos, dentro de los planes de reactivación económica para paliar las consecuencias de los efectos del covid-19 e impulsar "sectores clave" de la economía de Euskadi como son el transporte y la automoción.

Unos 4.800 vehículos, según las primeras estimaciones, han sido sustituidos en Euskadi por otros más eficientes y menos contaminantes a través de este plan Renove. El Equipo de Ayudas del EVE calcula que, con las solicitudes recibidas hasta el momento y las que se encuentran en revisión, ya ha alcanzado su dotación de 10 millones de euros.

De ahora en adelante, y dado que las ayudas no pueden ser cerradas oficialmente hasta que el total del presupuesto esté asignado en firme a las personas beneficiarias, se seguirán admitiendo solicitudes "pero sin garantías de concesión". El programa del Gobierno central sigue activo, pero solo apoya con 800 euros –la misma cantidad por parte del concesionario– las ventas.