10.635 que se contabilizaban ayer

Los ERTE afectan ya a casi 81.000 trabajadores en Euskadi

Los concesionarios de coches se acogen de forma "masiva" a suspensiones de empleo

26.03.2020 | 01:56
Profesionales de la automoción en unas jornadas organizadas por Cebek. Foto: J.M. Martínez

bilbao – El número de expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE) presentados por empresas en Euskadi se ha incrementado en 1.703 en un solo día, al pasar de los 8.932 registrados el martes a los 10.635 que se contabilizaban ayer, que ya afectan a 80.979 trabajadores.

Desde que comenzó el estado de alarma para frenar la expansión de la pandemia de coronavirus, los expedientes de las empresas afectadas por el parón económico han ido aumentado jornada tras jornada. Según los últimos datos difundidos por el Departamento de Trabajo del Gobierno vasco, hasta ayer, el territorio en el que mayor número de ERTE se ha presentado es Bizkaia, con 5.581 y 36.706 empleados afectados. En Gipuzkoa, 3.462 empresas han formalizado estos expedientes de regulación, con 25.561 trabajadores perjudicados, mientras que en Araba se han contabilizado 1.592 que afectan a 18.712 empleados.

Bajando al detalle sectorial, la solicitud "masiva" de ERTE afectará a 6.500 trabajadores de los 106 concesionarios de vehículos que hay en el País Vasco, según estimaciones de la patronal del sector, Faconauto, que calcula que en el conjunto de España podrían verse afectados 151.000 empleados. Faconauto informó ayer de que los concesionarios de automoción se están acogiendo mayoritariamente a ERTE por causa de fuerza mayor, incluido en el decreto de medidas urgentes extraordinarias para hacer frente al impacto económico y social de la pandemia, ya que consideran que les permitirá proteger el empleo y dar continuidad a sus empresas una vez se recupere la normalidad. En toda España 10.000 empleados se mantendrán operativos para atender las peticiones de servicios urgentes de los sectores estratégicos para la gestión de la crisis provocada por la pandemia, ya que la actividad de los concesionarios cesó totalmente desde que se declarara el estado de alarma, tanto en su parte comercial como en su parte de posventa, salvo los servicios de urgencia que establecieron. Esto, según la patronal, ha supuesto una caída de las ventas de vehículos nuevos del 85%, mientras que los trabajos en los talleres se han reducido un 99%. Faconauto cuantifica en cerca de 2.500 millones de euros el impacto del periodo de estado de alerta sobre la facturación de las redes de concesionarios en el Estado.

La semana pasada el Departamento vasco de Trabajo remitió a los agentes sociales un documento que recoge los criterios básicos y las formas de actuación para la presentación y aprobación de los expedientes, en el que se establecen como causas de fuerza mayor, entre otras, la suspensión de actividades, el cierre temporal de locales y las restricciones de movilidad.

AL DETALLE

6.500

Los concesionarios advirtieron ayer de una presentación masiva de ERTE que afectaría a unos 6.500 vascos.