¿Un acierto o un fracaso?

Aitor Karanka asumió tres semanas atrás las riendas del Granada, rival directo del Alavés por la salvación, en la que es su primera experiencia como primer técnico en LaLiga

10.05.2022 | 00:15
Aitor Karanka, en un instante del partido del sábado en el que el Granada goleó al Mallorca (2-6). Foto: Efe

En un último intento por salvar la categoría tras dos apuestas que resultaron fallidas, como lo fueron las de Robert Moreno en verano y Rubén Torrecilla, quien ejerció de forma interina, ya con la temporada muy avanzada, el Granada anunció hace tres semanas la contratación de Aitor Karanka (Gasteiz, 18-IX-1973). Una decisión a todas luces sorprendente, pues el que fuera jugador llevaba años, tantos como nueve, lejos de la órbita de LaLiga y porque sus últimas experiencias en los banquillos, todas ellas en Inglaterra, habían acabado de aquella manera, más mal que bien. Pero dicen que situaciones excepcionales requieren medidas excepcionales y los dirigentes del equipo nazarí apostaron por el técnico gasteiztarra, que ha caído con buen píe en Granada, donde hoy recibirá al Athletic en la trigésimo sexta jornada. La permanencia en Primera o el descenso a Segunda de los andaluces marcará si la apuesta por él ha sido un acierto o un fracaso.

Solo dos días después de coger las riendas del club, Karanka se estrenó como entrenador en su nuevo equipo con la siempre complicada visita al Atlético de Madrid. El Granada venía de caer un domingo por un contundente 1-4 frente al Levante, lo que precipitó la destitución de Torrecilla, y tener que jugar en el Wanda Metropolitano el miércoles siguiente no parecía lo óptimo. Así las cosas, todo apuntaba a un uno en la quiniela, y seguramente por los méritos contraídos por uno y otro equipo a lo largo de los 90 minutos habría sido lo más lógico, pero los andaluces, no sin sufrimiento, mantuvieron su portería a cero tras seis jornadas seguidas encajando al menos un gol y rascaron un valioso empate.

Pese a sumar un punto, el Granada cayó a los puestos de descenso, donde se mantuvo también a la conclusión de la trigésimo cuarta jornada, cuando igualó a uno frente al Celta en el Nuevo Los Cármenes. En un choque mucho más abierto que el primero dirigido por Aitor Karanka, los andaluces lograron el empate inextremis, gracias a un gol de Luis Milla en el tiempo de descuento.

Nada que ver lo acontecido el sábado ante el Mallorca. En un encuentro de vital importancia para ambos, el Granada pasó por encima de su rival, al que le endosó seis goles (2-6) que le permitieron superar en la tabla al conjunto bermellón y, con ello, salir de los puestos de descenso. Además, la brecha abierta entre unos y otros es de dos puntos cuando restan únicamente nueve en juego. Así las cosas, el Athletic visitará este martes a un rival que está con la moral por las nubes tras su reciente goleada y al que le están acompañando los resultados tras la llegada de Karanka.

carrera en inglaterra Un técnico sin recorrido en LaLiga, al menos como primer espada, que tras varios años retirado de la práctica del fútbol profesional –colgó las botas en 2006 en las filas del Colorado Rapids de la MLS norteamericana– saltó a la fama por ser el segundo de José Mourinho durante las tres temporadas del portugués al frente del Real Madrid. Como tal, cuando a Mou le dio por no querer comparecer en algunas ruedas de prensa, cogió su testigo ante los periodistas, todo por satisfacer a su jefe. Como un soldado fiel ante su superior.

Finiquitada la etapa en el banquillo del Santiago Bernabéu, ambos separaron sus caminos, aunque acabaron en el mismo país: Inglaterra. Tras unos pocos meses en el paro, el Middlesbrough, entonces en la Championship, llamó a la puerta de Karanka, quien aceptó de buen agrado la llamada, que le llegó a mediados de noviembre de 2013. Acabó la liga en décimo segunda posición, en tierra de nadie, pero aupó al equipo hasta la cuarta plaza en la siguiente temporada, donde perdió en la final del play off de ascenso a la Premier ante el Norwich. Logró tal objetivo en la 2014-15 gracias a su segundo puesto en liga y, con ello, el gasteiztarra vivió su bautismo en la máxima categoría, aunque fue sustituido el 16 de marzo de 2017, por lo que la alegría no pudo ser completa.

Como tampoco lo fue en sus dos siguientes experiencias, ambas de nuevo en la Championship, que acabaron de idéntica manera. Primero, en el Nottingham Forest, al que dirigió entre enero de 2018 y 2019 y del que se marchó por desavenencias con la dirección; y por último, en el Birmingham, donde no dio con la tecla y tampoco convenció al vestuario. Hasta el punto de que ni siquiera se despidió de la plantilla cuando le destituyeron en marzo del pasado año. Ahora, busca salvar al Granada, que se ha aferrado a Aitor Karanka como última opción para mantener la categoría. ¿La apuesta por él será un acierto o un fracaso? l

Tras varios años retirado del fútbol profesional, el alavés volvió a saltar a la fama como segundo de Mourinho en el Real Madrid (2010-13)

Su principal logro como técnico fue ascender al Middlesbrough a la Premier en 2016, aunque fue destituido en marzo de 2017

noticias de noticiasdealava