Éxito

Un crecimiento imparable

Las Gloriosas alcanzan la máxima categoría del fútbol femenino cuatro años después de que el club adquiriera el Gasteizko Neskak en 2017

31.05.2021 | 00:13
El salto cualitativo de la plantilla ha sido enorme y se ha mantenido siempre unida.

El Deportivo Alavés cumplió ayer el sueño que tenía en mente cuando en 2017 decidió apostar firmemente por el fútbol femenino y adquirir la estructura deportiva del Gasteizko Neskak, un club de 20 años de historia que se encontraba en aquel entonces en Segunda División. La entidad del Paseo de Cervantes introdujo cambios e invirtió en fichajes para fortalecer la plantilla, pero mantuvo bases del proyecto como la hoy capitana Mery Ortiz de Pinedo y la directora deportiva Dafne Triviño.

Con su experiencia en el fútbol femenino provincial y los medios ofrecidos por el club, Triviño comenzó a construir el equipo que hizo ayer historia con su ascenso a la máxima categoría, convirtiéndose en el primer conjunto del territorio en lograrlo. "No puedo sentir otra cosa que no sea orgullo. Son muchos años trabajando, cuatro con el Alavés, pero antes 18 años en la sombra para poder llevar al fútbol femenino provincial a donde se merece", explicó la directora deportiva tras certificar el ascenso: "Esto es el broche de oro, es lo mejor que nos podía ocurrir, la felicidad de todos es indescriptible".


Los inicios no fueron fáciles, ya que en su primera campaña estuvieron cerca de perder la categoría. Sin embargo, en el verano de 2018 corrigieron sus errores y construyeron una plantilla muy competitiva que logró no solo alejarse de la zona baja de la tabla, sino que consiguió el ascenso a la Segunda División Pro o Reto Iberdrola, donde ha competido en los dos últimos cursos.

Ya la pasada temporada, el equipo demostró tener la intención de apuntar más alto y ocupaba la quinta posición en la tabla cuando la competición tuvo que detenerse por culpa de la pandemia. Los contratiempos causados por el covid-19 podrían haber supuesto un frenazo a su progresión, pero nada más lejos de la realidad. "Hay que dar las gracias al club; ha estado impecable en los buenos momentos y sobre todo en los malos, que es cuando más difícil es estar ahí. Nos ha llevado en volandas, el Alavés tenía que estar donde va a estar el curso que viene", afirmó Triviño. No ha sido fácil, ya que la pelea con Osasuna se ha mantenido hasta la última jornada: "Teníamos muchas expectativas puestas en el partido contra el Oviedo en Ibaia, era un día especial por el 20 aniversario de Dortmund. No pudo ser, pero eso nos ha hecho más fuertes", dijo.

INCONFORMISMO El ascenso a Primera es un sueño hecho realidad para la directora deportiva de las Gloriosas y para la entidad, pero el trabajo no termina aquí. "Habrá cambios. Desde hace tiempo venimos trabajando en dos escenarios diferentes: uno si seguíamos en Segunda y otro en caso de ascender a la Liga Iberdrola. Hay que estar preparadas para afrontar lo que viene, la ilusión es tremenda", argumentó Triviño, a la que le espera un largo verano en la oficina para construir una plantilla capaz de competir en la máxima categoría y mantenerse entre las mejores.

"El Alavés ha estado impecable tanto en los buenos momentos como en los malos"

"Son muchos años trabajando para llevar al fútbol femenino alavés donde merece"

Dafne Triviño. Directora deportiva del Alavés


Noticias relacionadas

noticias de noticiasdealava