El PSG gana la liga tras un final abrupto y por decreto

Marsella y rennes acompañarán al club parisino en la próxima champions

01.05.2020 | 01:27

parís – El París Saint-Germain (PSG) fue proclamado ayer campeón de la liga francesa, después de que la Liga de Fútbol Profesional (LFP) diera por terminado el campeonato 2019/2020 siguiendo las órdenes del Gobierno acuciado por la pandemia de covid-19. Lo anunció la presidenta de la LFP, Nathalie Boy de la Tour, al término de una dura asamblea.

Se trata de su noveno título liguero, tercero consecutivo y séptimo desde que en 2011 un fondo soberano catarí compró el club.

El poderoso PSG se proclama campeón a falta de 10 jornadas para el final ,y cuando dominaba con claridad el campeonato con 12 puntos de ventaja sobre el segundo, el Olympique Marsella.

La LFP se vio obligada a dar por terminada la liga de forma prematura cuando el pasado martes el primer ministro, Édouard Philippe, descartara que el campeonato pudiera reiniciarse antes de septiembre. El fútbol francés sigue así la senda del holandés y contrasta con otros campeonatos, que siguen buscando fórmulas para acabar sus ligas. Los dirigentes del fútbol recibieron del Gobierno garantías de que tendrán un respaldo financiero para atenuar los efectos económicos que este final abrupto, que para muchos de ellos puede ser letal.

Europa y descensos La Asamblea de la LFP sirvió también para confirmar las fuertes diferencias entre los clubes a la hora de atribuir las plazas europeas para la próxima temporada, así como los descensos y ascensos.

Finalmente decidieron que la clasificación final se haga en función del coeficiente de puntos obtenidos en los partidos disputados, para no perjudicar a aquellos equipos que tenían pendiente alguna jornada cuando a mediados de marzo se detuvo la liga. Lorient y Lens, que encabezaban la Segunda división, subirán a Primera, y bajarán Amiens y Toulouse. Marsella y el Rennes, segundo y tercero, respectivamente, acompañarán al PSG en la próxima edición de la Liga de Campeones.

La LFP va a solicitar al Ejecutivo la posibilidad de jugar a puerta cerrada en agosto las finales de la Copa, (PSG-Saint-Etienne), y de la Copa de la Liga, (PSG-Lyon), de donde saldrán las plazas para la Europa League.