'Cuéntame' juega con el tiempo

14.01.2021 | 00:47
Silvia Abascal. Foto: TVE

Las nuevas entregas de la temporada 21, que estrena hoy TVE, combinan dos líneas temporales: la familia en 2020 y los Alcántara en 1992. Estrena además nueva cabecera, en la que Rozalén pondrá voz a su mítica sintonía

la pandemia se convierte en protagonista de la serie más longeva de la televisión del país, Cuéntame como pasó, cuya temporada 21 jugará con el tiempo para acompañar a la familia Alcántara tanto en los 90 como en un 2020 marcado por la lucha contra el covid-19. Dos tiempos, dos realidades, saltos temporales y una misma familia, la que lleva acompañando a la audiencia desde hace 20 años, son las claves de la nueva temporada, que TVE estrena hoy en La 1.

Por primera vez en dos décadas, Cuéntame se aproxima al futuro haciendo una incursión en 2020. La pandemia se convierte en escenario de una temporada que, no obstante, tendrá como punto de partida, para seguir la cronología de la serie, 1992, el año de los Juegos Olímpicos de Barcelona. Subrayó, Joaquín Oristrell, coordinador de guion, que estos saltos temporales, con incursiones en el futuro de los Alcántara, son un "hito" en esta producción: "Habíamos hecho flash-backs, pero nunca esto. 1992 nos unió y la pandemia, en este mundo tan individualista, nos vuelve a unir", añadió. Cuéntame ha sido un espejo donde mirarse, donde recordar y rememorar tiempos pasados. Es lo de "a nuestra familia también le pasó eso" o "nosotros vivimos aquello" lo que mueve una serie que desde septiembre de 2001 enganchó a la audiencia. Veinte años después se pega a la actualidad, "más que nunca" para abordar una realidad, la del coronavirus, que impacta de manera directa en la familia Alcántara.

Según Oristrell, "los Alcántara comienzan la temporada siendo islas". Antonio, en busca del camino al corazón de Mercedes, volcada en su empresa de moda y en su relación con Max (Ramón Madaula). Entre Inés y su hijo Oriol se ha abierto un precipicio, ya que el chaval se opone al romance entre su soñadora madre y Belén (Beatriz Argüello). La benjamina, María (Carmen Climent) quiere dejar de depender de su familia, pero no sabe cómo. Toni y Déborah buscan la forma de conciliar su equilibrio familiar con sus ambiciones profesionales. Entre tanto lío, Herminia es un faro que alumbra en plena tormenta. En ese escenario se produce algo inesperado: un coche arrolla al cabeza de familia y los Alcántara sufren una conmoción. Cada uno debe iniciar un viaje en el que tendrán que renunciar a parcelas de libertad individual para volver a hacer familia. Imanol Arias (Antonio) y Ana Duato (Merche) seguirán al frente, junto a Pablo Rivero (Toni), Paloma Boyd (Deborah), Irene Visedo (Inés) y Carmen Climent (María), de la trama en 1992, pero en 2020 habrá cambios sustanciales, como la ausencia de Herminia –aunque María Galiana sí estará en las escenas de los años 90– y algunas incorporaciones.

"Absolutamente feliz" por aparecer en pantalla tras 20 años poniendo la voz en off de Carlos Alcántara se mostró Carlos Hipólito: "Veremos a un Carlos más maduro y sereno, pero sigue muy vinculado a su familia", señaló sobre su personaje, interpretado durante años por Ricardo Gómez. En la misma línea se manifestó Pablo Rivero, que apuntó que será una temporada "muy intensa para Toni, una de las mejores"; Carmen Climent destacó de María que "está encontrando su propia madurez"; e Irene Visedo dijo que es hora para Inés, un personaje muy empático y compasivo, "de mirarse a sí misma". También llega Silvia Abascal para dar vida a una María Alcántara que, como médico está sumergida en la situación del covid-19. Trabaja en un hospital con su marido Jorge (Martxelo Rubio), también médico. La hija de la pareja, Alba (Paula Morago), es una adolescente que pasa buenos ratos de confinamiento cotilleando los álbumes de fotos con la abuela Mercedes, mientras los primos Oriol (Borja Fano) y Santi (Jan Cornet), los tíos Toni e Inés, y los vecinos de San Genaro intentan sortear el virus. Oristrell adelantó que se va a reflejar el actual temporal de nieve: "Hasta marzo estaremos escribiendo y Filomena tiene también su papel. Quedan diez semanas de rodaje y vamos a pegarnos a la realidad lo máximo", concluía el coordinador de guion sobre una temporada que, como él mismo apunta, podría ser (o no) la última: "Nunca es la última temporada y todas son la última temporada. La serie seguirá mientras vosotros estéis ahí". La temporada 21, cuya sintonía interpreta ahora Rozalén, llega para abrir la caja de los recuerdos y también para vernos reflejados en la impensable realidad.

'Cuéntame cómo pasó' ha sido, para muchos, un espejo donde mirarse, donde recordar y rememorar tiempos pasados

Un coche arrolla al cabeza de familia y los Alcántara sufren una conmoción por la que renuncian a parcelas de libertad individual

noticias de noticiasdealava