Proyecto musical de Txus Villalabeitia

Una terapia personal a compartir

Losado inicia su camino con un primer EP homónimo disponible desde mediados de mes en vinilo, además de su versión digital

06.01.2021 | 00:16
El músico, cantante y compositor Txus Villalabeitia entre las paredes de Vinylora. Foto: Pilar Barco

Vitoria – Era Jeroen Krabbe el que daba vida al personaje en Atrapados sin salida, filme de mediados de los años 80 que tenía en su pareja protagonista, Richard Gere y Kim Basinger, el enganche comercial. "La película era bastante regular, pero en aquella época, entre una parte de mi familia, nos empezamos a llamar Losado entre todos y para todo porque nos hacía mucha gracia". Es el mismo nombre que ha elegido Txus Villalabeitia para bautizar su nuevo proyecto musical. En realidad, ahora se visualiza un camino que viene de lejos y lo hace con el lanzamiento de un EP homónimo que a mediados de este mes estará disponible en su versión física (vinilo) y en su formato digital.

Vivir sin miedo, Cambiar y Animales (ir)racionales son algunos de los seis temas de un trabajo en el que "hay muchas ideas que tienen cinco, seis o siete años", que han estado esperando al momento adecuado para tomar cuerpo definitivo. "Seguramente por inseguridad o porque no me sentía preparado o porque quizá estaba muy centrado en otros grupos" como Same Old, el ritmo ha sido más pausado, aunque "nunca he tenido prisas, siempre he querido que esto fuera un disfrute desde el primer segundo", explica un Villalabeitia que tiene claro que "después de tantos proyectos en común con gente o para gente a lo largo de los años, tenía necesidad de tomar mis propias decisiones sobre cómo y con quién sonar, de qué hablar y qué estilo de música hacer".

Dentro del radio de acción del rock, se presenta un EP "denso", una forma de "terapia personal para sacar temas que me escuecen por dentro", un disco "que ni tiene estribillos ni melodías fáciles", un trabajo que ahora se encuentra con el público dejando en su autor una sensación de "mucha satisfacción". "El germen inicial es mío pero no puedo decir que lo he hecho solo" apunta el creador, que recuerda como hace ya tres lustros compartió con Dani Arrizabalaga su deseo de hacer "algo" propio; o la influencia que en estos temas tienen sus compañeros de Lepora Ibon Salterain y Gorka Lazkano; o la aportación que hicieron durante el proceso de grabación el batería Rafa Camisón y el bajista Atxus, sin perder de vista el sello de Karlos Osinaga (Txap).

Un registro, por cierto, que se produjo a lo largo de 2019, coincidiendo con "uno de los peores momentos de mi vida" tras la muerte de un familiar muy cercano, al que esta obra rinde homenaje. "No me quise parar, todo lo contrario" y siguió con sus planes, desarrollando la grabación entre Jerez de la Frontera (Estudio Setentaynueve), Vitoria (Cue Audio) y Tolosa (Bonberenea, bajo cuyo paraguas se edita el EP). "No sé si ahora me quito una espinita, pero ya estoy haciendo canciones nuevas. Tengo más ganas que nunca de hacer y crear música".

Eso sí, antes de pensar en próximos lanzamientos, Losado quiere afrontar el "reto" del directo. El desafío tiene varios frentes. Por un lado, ser capaz de recrear en un concierto la atmósfera y las sensaciones que genera el EP, algo a lo que paradójicamente puede ayudar cómo se producen ahora los directos. Por otro, encontrar compañeros de viaje para ello y estar a la altura en su nueva faceta de cantante. "A estas alturas no quiero dar un paso atrás ni en un disco ni en un directo. Quiero disfrutar".

Un total de seis temas componen un trabajo "denso" con el que ahora está afrontando "otro reto", llevarlo al directo

"Después de tantos proyectos en común a lo largo de los años, tenía necesidad de tomar mis propias decisiones" apunta Txus Villalabeitia