Regreso a Gasteiz de Esne Beltza

El último concierto de un año casi en silencio

Los componentes de Esne Beltza se adueñan hoy del escenario de la sala Kubik dentro del circuito Beste bat!

28.12.2020 | 22:33
El grupo durante una actuación en la capital alavesa. Foto: Alex Larretxi

Vitoria – Último sábado de febrero. Wyoming y los Insolventes volvían a la capital alavesa. Esta vez, su objetivo era el escenario de la sala Kubik. Todo estaba preparado en la calle General Álava para disfrutar de una noche de rock y risas casi a partes iguales. Lo que a buen seguro ninguno de los presentes en aquella cita pensaba era lo que iba a suceder después. El espacio privado de mayor aforo de la ciudad no iba a poder acoger más conciertos y eso que tenía una agenda bastante intensa por delante. El covid-19 hizo acto de presencia y todo se paró de repente.

No fue hasta junio cuando acogió su primer concierto en streaming. Eso sí, hubo que esperar más para vivir una actuación con espectadores. En los dos últimos meses, eso sí, incluso a pesar de que el cierre de la hostelería ha obligado a acoger eventos musicales sin servicio de barra, Kubik ha mantenido, en la medida de lo posible, el pulso. Sobre todo, gracias al ciclo construido con propuestas locales en acústico o con formato más reducido.

La propuesta arrancó en noviembre y ha tenido su continuidad en diciembre, acogiendo incluso la presentación del último disco de Acoustic for All. Habrá que ver si con el arranque de 2021 se sigue manteniendo una iniciativa que, sobre todo, se ha venido desarrollando los viernes a la tarde y los domingos al mediodía, siempre con entrada gratuita. Pero no es éste el único camino que se está recorriendo.

La creación del circuito Beste bat! también está abriendo las puertas de la sala de General Álava. Así va a suceder, de hecho, hoy con el regreso a Gasteiz de Esne Beltza, que van a ser los encargados de ofrecer el último concierto de este 2020 sin actuaciones, por lo menos en la capital alavesa. Será a las 18.00 horas cuando el público pueda empezar a acceder, mientras que 30 minutos después está previsto que los sonidos lo llenen todo.

Para la banda también va a ser, a buen seguro, una cita especial. Es su último concierto del año, pero es que además desde julio no se han encontrado con los espectadores, más allá de que cabe recordar que a mediados de junio, Xabi Solano estuvo tomando parte en el ciclo de eventos musicales en streaming que llevó a cabo la Fundación Vital.

Cualquiera que haya disfrutado alguna vez de un concierto de la banda sabe que es complicado imaginarse una actuación de la formación con el personal sentado y a distancia. Pero es lo que toca. La pandemia manda y el público alavés está demostrando a lo largo de estos meses que, aunque no sea la situación ideal, se puede disfrutar, y de lo lindo, en este contexto. Así que tanto la sala como los músicos y el respetable están preparados para gozar de este día, convirtiendo, una vez más, eso de que la cultura es segura en mucho más que una frase. Es imposible saber qué sucederá en el nuevo año. Pero Esne Beltza pone hoy el broche a un 2020 que nadie podía imaginar la última vez que Kubik se llenó de música en directo. Se han perdido muchas actuaciones, momentos, historias, sensaciones..., sin pasar por alto las consecuencias económicas y laborales, claro.