Silencios significativos

ARTgia inaugura hoy, contando además con un concierto de Kvalvika, la exposición 'iSSSilpean', de Irantzu Lekue

11.07.2020 | 01:10
La creadora gasteiztarra Irantzu Lekue ayer junto a algunas de las obras de su nueva muestra.

Vitoria – Tras volver a las muestras en su sede física y celebrar, a mediados del pasado mes de junio, su tercer aniversario con diferentes propuestas, ARTgia empieza a mirar al cierre de este curso tan atípico, extraño, virtual y lleno de cambios. Se volverá en septiembre, se retomará la agenda que fue alterada por la aparición de la pandemia, se seguirá trabajando en las líneas que definen el proyecto de la calle José Lejarreta y se abrirán nuevas vías de colaboración y crecimiento. Pero antes de que esto llegue y después de todo lo vivido en los últimos meses, la sala de Judimendi quiere establecer un puente expositivo entre esos dos momentos temporales con iSSSilpean.

Los silencios propios, los impuestos, los premeditados, los significativos, los sugerentes, los que dicen mucho más que lo expresado... han formado parte, de una manera u otra, de la trayectoria artística de la creadora gasteiztarra Irantzu Lekue a lo largo de los años. Y es ahí donde la autora, fundadora y directora además de ARTgia, ha querido basar la exposición que, a modo de retrospectiva para un nuevo comienzo, se inaugura hoy. Será, de hecho, a partir de las 13.00 horas, en un acto en el que además los sonidos estarán presentes de la mano de Kvalvika, proyecto de música ambiental electrónica con partes de post rock, del eibarrés David Karba.

Hasta el 31 de este mes, la producción es el resultado de un buceo por diferentes momentos de la creación de Lekue, sin pararse a constreñir las elecciones por técnicas, formatos u otras cuestiones. Es el concepto del silencio el que sirve para vertebrar el conjunto. "La pandemia está siendo un momento de reflexión. Eso, unido al tercer aniversario e ARTgia, me ha llevado a pensar en que era un buen momento para mostrar mi trabajo anterior, también para hacer ver, en contra de lo que piensan otras personas, que solo soy muralista", apunta con una sonrisa, que dice y calla otras cosas al mismo tiempo.

"A pesar del paso del tiempo con respecto a algunas creaciones, me siento reflejada en todas ellas. Hay cosas en todas las obras que se mantienen en mí", describe la artista, que reconoce que el proceso de selección ha sido menos complicado de lo que pudiera parecer en un principio. "Sabía que tenía que ser lo más representativo" partiendo de la idea base, lo que va a llevar a las personas que visiten la sala por un recorrido en el que la pintura, la escultura, la fotografía, la vídeo-creación y la instalación se van dando el relevo sin descanso.

"Ahora, como antes, sigo experimentando", el motor de un camino en el que Lekue apuesta por otro factor importante tanto su trayectoria como para el ser de ARTgia: la fusión entre las disciplinas artísticas. Esa colaboración, esa búsqueda del otro, tiene que ser una constante a futuro, señala la artista, una idea que quiere también reflejar y enfatizar con la exposición que hoy se inaugura en el espacio vitoriano.