Los 'calvos' de Ansoáin: una cuadrilla de rapados por un amigo enfermo

Una cuadrilla de jóvenes de 17 años se pasa la maquinilla para sorprender a Alai Moreno, en quimioterapia tras ser operado de un tumor de columna. "Hasta que no le crezca el pelo, nos seguiremos rapando", dicen

09.08.2021 | 17:42
Alai Navarro y sus amigos

La imagen se ha hecho viral en redes sociales. Una cuadrilla de calvos de Ansoáin, rapada en un gesto de amistad. Los chavales tienen 17 años y se conocen a raíz del Gazte Berriak, equipo de fútbol de la localidad en el que Alai Moreno ha jugado como delantero centro esta temporada, y en el que militan dos de los nuevos calvos.

Conocieron a Alai, vecino de Sarriguren, hace poco más de un año. Pero salta a la vista que han hecho buenas migas. "Me emocionó ver cuánto cariño me habían cogido en tan poco tiempo", confesaba Alai a este periódico el pasado mes de julio, poco después de recibir un homenaje en el último partido de la temporada del Gazte Berriak.

Alai está en tratamiento de quimioterapia tras ser operado de un tumor en la columna. "La verdad es que me encuentro bien", cuenta el joven. "Él está muy contento y animado", confirma su amigo Josu, que comparte apellido. El sábado Alai volvió a recibir el cariño de los suyos, esta vez con un corte de pelo como guiño.

"Cuando empezó con la quimioterapia, que estaba un poco jodido, se nos ocurrió la idea. Para apoyarle decidimos raparnos todos", explica Josu. Un corte para decirle que "estamos todos con él, en las buenas y en las malas".

Los amigos quedaron "en casa de un colega, y nos fuimos rapando unos a otros". Ese sábado Alai "se suponía que había quedado con un amigo para darnos una sorpresa él. Pero la sorpresa se la dimos nosotros. Estábamos compinchados con el amigo, y salimos del portal todos ya rapados", recuerda Josu. "Se emocionó mucho cuando nos vio, le hizo mucha ilusión", añade este joven. "Fue una sorpresa muy emocionante", reconoce Alai.

Antes de la maquinilla estos jóvenes se hacían llamar Los liaos 318. "Los liaos porque somos los que mejores fiestas hacíamos en Ansoáin, y 318 por el rapero Jarfaiter". A partir de ahora, y al menos por un tiempo, seguirán siendo los calvos. "Hasta que no le crezca el pelo a él nos vamos a quedar todos calvos, nos iremos rapando", finaliza Josu.

Los 'liaos 318' en febrero de 2019, antes de la pandemia, con Alai a la izquierda. Foto: cedida
noticias de noticiasdealava