Gestiones para fichar a Giedraitis y Thomas

El Baskonia quiere reclutar al alero y 'cuatro' del Alba y Panathinaikos

30.06.2020 | 03:12

vitoria – El Baskonia tiene esta noche la opción de levantar un título diez años después, pero ello no es óbice para que Josean Querejeta –presente estos días en Valencia– ya esté trabajando de forma activa en la planificación de la próxima temporada. Pese a las apreturas económicas derivadas de la pandemia y la bajada en el presupuesto, el club alavés pretende seguir en la cresta de la ola con refuerzos de calidad que compensen la marcha de, entre otros, Toko Shengelia y Shavon Shields, cuyo futuro se encuentra en el CSKA y el Armani Milan, respectivamente.

De momento, el Baskonia mantiene negociaciones abiertas con dos jugadores que han cuajado un excelente papel en la última edición de la Euroliga. Se trata de Rokas Giedraitis, un alero lituano de 2 metros y 27 años con un año más de contrato en el Alba Berlin pero con una cláusula de salida muy baja a la que se acogerá para salir de Alemania, y Deshaun Thomas (28 años y 2,01 metros), un ala-pívot contrastado a nivel europeo que se separará este verano del Panathinaikos, equipo donde ha militado las dos últimas temporadas y que no puede seguir asumiendo una ficha prohibitiva que algunas fuentes cifran en 800.000 euros. El problema en este caso para su posible incorporación radica en que el Barcelona conserva sus derechos en España tras haber militado en la Ciudad Condal en el ejercicio 2014-15.

Ambos jugadores han destapado su calidad y por razones obvias serían notables refuerzos para un Baskonia que promete experimentar un importante lavado de cara en su plantilla. Ante la certeza de que muchas piezas de Ivanovic acaban contrato y otras no seguirán tras haber estado su rendimiento lejos de las expectativas, el club necesita aire fresco en un contexto de máxima dificultad por la considerable pérdida de ingresos tras el coronavirus.

Giedraitis ha promediado en el Alba 13,8 puntos y 4 rebotes por partido demostrando una facilidad innata para anotar desde el 6,75 con casi un 40% de acierto, mientras que Thomas ha sumado de media casi 14 tantos y 4,4 rechaces con un baloncesto dinámico que le permite abrir el campo y también provocar desequilibrios en el juego de espaldas al aro.