Copa del Rey

Pablo Laso e Ibon Navarro, citados con la gloria

Los dos vitorianos quieren dejar alto el pabellón en el torneo que arranca hoy

13.02.2020 | 06:19
Navarro, sonriente en su última visita a Vitoria con el Andorra.

Vitoria - El Baskonia no ha cumplido los pronósticos para figurar entre los candidatos a levantar la Copa del Rey que desde hoy se disputa en el Martín Carpena de Málaga, pero sí estarán presentes dos entrenadores vitorianos sometidos a una exigencia radicalmente opuesta. Para Pablo Laso, conquistar su sexto título del torneo del K.O. como principal responsable del Real Madrid es poco menos que una obligación dado el elevado presupuesto que los responsables de la sección merengue han puesto en sus manos. En el caso de Ibon Navarro, que tomará parte por primera vez en la competición como primer técnico en el banquillo, su simple aparición en tierras costasoleñas al frente del Andorra ya puede considerarse un indudable éxito y todo lo que venga a partir de ahora será como un regalo caído del cielo.

Sin la presencia de un gran animador como el Baskonia que faltará a una cita ineludible del calendario por segunda vez en los últimos 23 años tras una pésima trayectoria en la primera vuelta liguera, esta Copa del Rey será recordada por no ser testigo de la enésima final entre el Barcelona y Real Madrid. Ambos circulan por el mismo lado del cuadro y se medirán el sábado en semifinales siempre que hoy sean capaces de dejar en la cuneta a dos escollos peligrosos como el Valencia y el Bilbao Basket, respectivamente.

El choque inaugural en Málaga entre blaugranas y taronjas, previsto a las 19.00 horas, se presenta en teoría algo más equilibrado que el previsto por la noche (21.30 horas) entre merengues y los hombres de negro. La superioridad de Real Madrid y Barcelona, que se han repartido todos los títulos desde el año 2010 y han copado siete de las diez últimas finales, está resultando insultante y ha restado bastante emoción a un torneo que siempre se ha distinguido por las sorpresas. Desde hace una década esto no es así, lo que motiva que la Copa esté perdiendo parte de su encanto habitual. En esta edición tampoco emerge ningún sólido candidato que amenace con destronarles. Teniendo en cuenta sus descomunales plantillas y el desgaste físico y mental que implica disputar tantos partidos en muy pocos días, cualquier desenlace que no sea el triunfo final de los discípulos adiestrados por Pablo Laso o Svetislav Pesic supondrá una sorpresa monumental.

Ambos técnicos deberán descartar incluso a jugadores de indudable prestigio dado que no hay hueco para todos. De esta forma, rostros conocidos como Mickey, Reyes, Laprovittola, Garuba, Mejri, Ribas, Pustovyi o Bolmaro -a los que ningún otro equipo de la ACB haría ascos- pueden ser espectadores de lujo. En el Barça, ganador de las dos últimas Copas con mucha polémica arbitral, Heurtel se perderá con seguridad la cita ante los levantinos al no haberse recuperado del esguince de tobillo que sufrió ante el Armani Milan. La esperanza de los culés es que esté recuperado para una hipotética semifinal.

Esta Copa del Rey también servirá para comprobar el potencial de varios jugadores que llaman esta temporada a la puerta de algún grande. Es el caso, por ejemplo, de Axel Bouteille o Ben Lammers, alero y pívot de un Bilbao Basket que se ha convertido en la indiscutible revelación liguera. Además del Baskonia, uno de los que sigue la pista del estelar alero francés es el Real Madrid. Para el viernes quedarán los enfrentamientos Tenerife-Andorra y Zaragoza-Unicaja. Es decir, cuatro modestos conjuntos ante una oportunidad histórica de alcanzar la final. El cuadro malagueño tratará de romper la maldición que azota al anfitrión copero desde tiempos inmemoriales.

copa del rey

Sin clásico en la final. Real Madrid y Barcelona, que se alternan como ganadores del título desde 2010 y han copado siete de las últimas diez peleas por el galardón, circulan por el mismo lado del cuadro. Se enfrentarán en semifinales si hoy eliminan a Valencia y Bilbao Basket, respectivamente.

Dos años de polémica. El conjunto catalán se ha proclamado campeón de las dos últimas ediciones tras sendas finales presididas por errores arbitrales de bulto. Pérez Pérez, García González y Jiménez, colegiados del año pasado en Madrid, no han sido designados para la ocasión en Málaga.

Jugadores a seguir. Axel Bouteille y Ben Lammers, seguidos por el Baskonia, están siendo dos baluartes de la excelente trayectoria del Bilbao Basket.